lunes, 31 de mayo de 2021

The Vipers – Pretty Lies (Mojo Bone Rekkids Single)

Cuando Paul Martin anunció la publicación de este single hace meses la sensación de ansiedad se apoderó de mí como un crio cuando desea algo y no ve el momento de poseerlo. Lo cierto es que tras meses de espera este single ya está sobre el plato y estos dos temas que permanecían guardados en viejas cintas ven la luz.  Se trata de temas grabados en 1984 que fue cuando apareció su más que recomendable  primer lp. “Pretty Lies” tiene todos los ingredientes que hicieron que perdiera la cabeza de nuevo de la misma forma que lo hice cuando los escuché por primera vez: harmónicas llenas de blues, ritmos entrecortados de guitarra, magníficos juegos de voces y una base de pop contundente pero nada edulcorada. En la cara b “Find another” un temazo que recoge lo mejor de los New Colony Six  o Knickerbockers con esas guitarras que son pura vida  y, de nuevo, esas magníficas voces que estos chicos conjugaban a la perfección, además de  un ululante teclado que me hace recuperar de nuevo aquel “Outta the next!” y recordar años en que bandas como esta me marcaron el camino a seguir. El single viene con extras como una hoja interior llena de fotos del grupo, pegatina con el logo de la bandas,  dedicatoria a Bob Chich tipo que escribió las notas a la vez que produjo el trabajo  junto a Andy Shernoff de aquel, para mí, imprescindible disco. Se oye por los mentideros oficiales que hay mucho más material inédito de la banda además de la ya anunciada reedición de su  primer lp por parte del amigo Massimo del Pozzo en su sello Misty Lane que tendrá cuatro temas inéditos. Mientras tanto, sigo dando vueltas a la cabeza,  pensando el motivo por el que Johnny Ramone odiaba tanto a estas víboras.

(Oscarkotj-2021)

The Vipers

Mojo Bone Rekkids


lunes, 24 de mayo de 2021

The Rebel Set – Modern living (Outro Records Lp)

Ante todo debo dejar bien claro que estos chicos de Arizona me tienen loco, y poner a girar sus discos es sumergirme una y otra vez  en su peculiar sonido.  Este nuevo título,  Modern Living, hace el número cuatro en su discografía y  repite cánones con su predecesor  “Smidgen Pigeon”.  Joe, Jeff, Katey y Josh se han encerrado en el los Midtown Island Studios de Tucson  con Matt Rendon, de mis admirados Resonars  y con el respaldo de Outro Records, nos infectan la cabeza con doce temas de sonido 100% Rebel Set. Tienen la desfachatez de abrir  con un “Gonna be no fun” con el inquietante teclado de Katey a bocajarro, sobre una contundente sección rítmica y ese particular sonido de guitarras de Joe que se mueve perfectamente entre el punk rock y la música surf, unos credenciales con el empaque suficiente como para desear escuchar todo el álbum sin pestañear.“Going out in style” se apodera de tu voluntad sin que seas consciente, dando paso a “The Party’s over” en donde de nuevo la sombra de los Yard Trauma, también de Tucson, se hace visible. El angustioso ambiente que recrean en “Spaces” cargado de tensión, puede ser asfixiante,  con un fraseo de bajo imparable. El corazón pop de estos cuatro canallas lo encontramos en esa locura titulada “Anyway I want” con unos coros en donde uno puede dilucidar vestigios de Joey Ramone en la manera de mascar palabras pero con las seis cuerdas y las teclas afianzando el sonido de la banda. Cerrando esta primera parte del disco, mi tema favorito  “Nothing to do” con un ritmo frenético  que no pierde fuelle ni un solo instante y unas guitarras absolutamente demenciales. “Modern Living” con un imparable bajo que da el pistoletazo a la cara b con temas como “”Everything is fine”  que hará las delicias de los más puristas seguidores del revival garage de los 80’s con un con un incombustible sonido de órgano arropando  una solida base pop en los coros, al igual  que “Best we could find” con una percusión que te traslada a la jungla y unos guiños inequívocos a una de las primeras bandas de Fred Cole que se entreven   a través de  la personalidad de estos chicos. Sin tregua, te lanzan “Last Time”, “Going Down” otra vez  con un bajo hipnotizante y unas guitarras con las maneras de Roger McGuinn tan adictivas que parecen salir por momentos del más remoto  y perverso lugar de tu mente. Para cerrar con “Setting Sun” que perfectamente podría haber sido firmada por los Ramones en una noche de farra con The Rivieras, tema que finiquita con nota un álbum que me tienen totalmente atrapado. Sin duda alguna este “Modern Living” es mi disco favorito de garage punk en lo que va de este 2021.

(Oscarkotj-2021)


The Rebel Set

Outro Records


martes, 18 de mayo de 2021

Psychotic Youth/Tommy and the Rockets – Scandinavian flavour (Snap!! Records Lp/Cd)



Ángel, el capo de Snap!! Records sigue igual que 30 años atrás cuando creo este sello, con la pasión e ilusión por delante de adversidades. En estos momentos Snap!! Records está más activo que nunca, con infinidad de lanzamientos a cada cual más interesante. Tras algunas referencias que, personalmente, me resultaban poco menos que sorprendentes dada la trayectoria de Snap!!  sus últimos lanzamientos  confirman  lo que siempre abanderó Ángel.  Este Lp recupera a unos veteranos Psychotic Youth que se dieron a conocer en todo el mundo a finales de la década de los 80’s a rebufo de los Nomads, que abrieron  el camino a infinidad de bandas Suecas y que a mocosos como nosotros nos ponían a vivir,  a pesar de la escasa información y de la dificultad para obtener sus discos. Psychotic Youht entraron en nuestras vidas con sus primeros discos de rock and roll con múltiples influencias, las cuales podemos comprobar que siguen intactas en este lp en donde agarran un puñado de canciones que seguro marcaron su vida, empezando por  “Talk to Loretta” de los Bostonianos Nervous Eaters, un tema casi perfecto que en manos de Jörgen y sus chicos transmite ganas de rock and roll abriendo boca para el “Where eagles dare” de los Misfits que suenan a continuación. Mi sorpresa llega cuando se lanzan a tumba abierta con el “Action” de los australianos Coneheads que por aquellos lejanos 80’s también nos dejaron unos discos para no pasar por alto, se meten con el “Let the kids dance” de Bo Didley y esto ya es una fiesta en donde uno deja que los pies vayan por libre y le lleven  al compás de los primeros acordes de “Make up your mind” el tema de David Quinton que venía incluido en el inmenso Disconnected, tema del que  los P. Youth hacen una lectura maravillosa  que no puedo evitar volver a pinchar una y otra vez.  Resignándome dejo que la aguja siga arañando los surcos y aparezca “Living by numbres” de unos desconocidos para mi New Musik que desde ya mismo están entre los discos a chequear. Cierran la puerta del garage con una acelerada versión del Blues Theme de los Arrows, apuesta segura para quitar dudas a la hora de hacerse con este disco. 

Dando la  vuelta al disco nos encontramos con Tommy y sus Rockets, que sin ser tan veteranos como los Youth tienen unos cuantos discos ya a sus espaldas y curiosamente, la mayoría editados en España. Tommy también agarra una colección de favoritos como “Listen to the heartbeat” de DL Byron que defiende con solvencia aunque, personalmente,  me quedo con la que hicieron los Nuevo Catecismo años atrás. Desgrana “Out of luck” de los Pointed Sticks con entrega pero le falta pegada,  sin embargo, me atrapa con el clásico  “Heart of the City”  ¿quién puede resistirse a Nick Lowe? Metidos de lleno en la década de los 80 nos topamos con los Jags, banda a reivindicar que dejó joyas de pop como este “Back of my hand” en donde Tommy y sus Rockets se transforman en los Beat de Paul Collins. No dudan en recuperar a Kim Wilde y su “Chequered Love”, en esta ocasión con la maravillosa voz de Lucy Ellis (Lucy and the Rats)  otro de esos temas que no puedo escuchar una sola vez al igual que dejar de bailar cuando suena el enorme “Some kinda Fun” de Chris Montez, un llena pistas que en esta ocasión vuelve a cumplir su cometido. Cierran con el “Flip Out” de Billy Brown que transforman por completo. El propio Thomas se ha encargado de la producción y ha contado con la ayuda de Geoff Palmer (Connection) en la mezclas. Un lp totalmente disfrutable que de pillarme con 20 años estaría como loco por conocer a los autores de las canciones originales.

 (Oscarkotj-2021)

Psychotic Youth

Tommy and the Rockets 

Snap!! Records 

lunes, 10 de mayo de 2021

The Poppermost – A piece of the Poppermost (Autoproducción Ep)

Joe Kane deja este ep por debajo de la puerta de este garage y nada más ponerlo a sonar una sonrisa se dibuja en mi cara. Cuatro temas de Beat con clara influencia de las bandas que en los 60’s crearon un tipo de música que me aporta impagables momentos de felicidad que a día de hoy tiene mucho mérito.  Como no puede ser de otra manera, me sumerjo  en la trayectoria de este chaval y desempolvo el  ep editado como Dr Cosmo’s Tape Lab en You are the Cosmos,  el imprescindible sello de mi amigo Pedro Vizcaíno. Además de formar parte de Owsley Sunshine entre otro  buen puñado de bandas.

Pero centrémonos ahora en The Poppermost, el nuevo proyecto de Joe Kane, un tipo natural de Glasgow  que desde el estudio ubicado en su trastero ha grabado un buen puñado de temas haciéndose cargo de todos los instrumentos, tratando de utilizar las técnicas de la época dorada del beat obteniendo resultados sorprendentes ya que consigue reproducir unos sonidos que en este blog amamos. Hablando con Joe me confiesa su pasión por los Beatles o  Spongetones  así como por legendarias  bandas de su ciudad como Beatstalkers  o Dean Ford and the Gaylors

Este ep lo abre “We I will” con una pegada de batería en deuda con Ringo y todos los tópicos del 60’s beat. Guitarras  con guiños a Chuck Berry, coros en los cuales parece que Paul McCartney se desata así como un imperceptible teclado que no decae a lo largo de todo el tema. El pop se escribe en mayúsculas al sonar “Laziest man in the realm” un tema que no me canso de escuchar como cuando  siendo un  crio te gustaba una canción y podías llegar a quemar una K7. El medio tiempo “Got it down” da paso a “In & out” con un juego de coros  que te ayuda a encarar el día con otro talante. De momento, mientras suenan de nuevo estas canciones, cuento los días para escuchar el primer lp de este chaval que el sello Think Like a Key ya anuncia y que llevará por título “Hit to Spare”.

 (Oscarkotj-2021)

Think Like a Key Records



viernes, 7 de mayo de 2021

The Sellwoods –Demented Planet (Chaputa Records Ep)


Nuevo trabajo de mis chalados favoritos. Vuelven a la carga con este ep para el sello Chaputa, responsable de dar forma física a los últimos trabajos del cuarteto de Portland  que abre la caja de pandora con “Volcano Girl,” un torbellino de punk de garage con  Sir Viking machacando el bajo con un ritmo demoledor, la guitarra de Matt “Blind Baron”,  June “Snakebite”  al órgano y  el compás monolítico de Melissa “The Baronese  a los tambores, consiguen que se  electrocuten tus neuronas. Un pelotazo sónico en todo el careto que da paso a “Down in the alley”  mostrando la efervescencia de las bandas mas flipantes de los Pebbles. En la  cara b  otra pasada de tuerca titulada “Goldstar 500” puro teen punk facturado por tipos que  por momentos  desempolvan a unos primerizos Gories. Cerrando,  el instrumental “Demented Planet” banda  sonora perfecta para cualquier fiesta con el consentimiento del pirado de Kim Fowley. Todo ello bajo la atenta mirada de Dave Berkham, Mike Mariconda que junto con The Reverend Kirk Larsen  dan el visto bueno en los laboratorios. Todo ello  perfectamente ilustrado por Rui Ricardo.  ¡¡¡ Chaval !!! ésto es genuino garage punk en pleno siglo XXI. (Oscarkotj-2021)

The Sellwoods

Chaputa Records

miércoles, 28 de abril de 2021

VVAA – Ex - Norwegian & friends sing Jimmy Campbell (Think Like A Key Records Lp/Cd)


Te preguntarás  quien es Jimmy Campbel... Esa misma duda tuve yo cuando este artefacto apareció en mi buzón. La respuesta fue evidente cuando leí  el título  de dos canciones “Yes, it is” y “Don’t you ever think I cry” incluidas  en el  único lp de Rockin’ Horse,   sin duda, uno de esos discos que dejan huella en la memoria.  Disco al que llegué gracias a la conexión con los Flamin’ Groovies y al ep que el sello Voxx  edito a estos británicos.  Indagando mas profundamente sobre Jimmy Campbell  encontramos a  un chaval de Liverpool que vivió, con tan solo 18 años, toda la fiebre Merseybeat en primera línea de fuego con su primera banda The Panthers, nombre que cambiaron por The Kirkbys tras la insistencia del capo   de un garito llamado The Cavern.  Entre 1965 y 1966, The Kirkbys sacaron tres singles con RCA además de algunas vivencias con tipos como John Lennon o McCarney antes de ser conocidos en todo el mundo y convertirse en los ídolos inmortales de masas que todos recordamos (de hecho la forma de componer de Mr Campbell tiene mucho en común con la de esos dos personajes).  Como las tendencias de la época, The Kirkbys desaparecen y algunos de sus miembros pasan a denominarse  23rd Turnoff con un único y maravilloso single para Deram que contiene  ese clásico menor titulado “Michael Angelo”  así como una cara b con  “Leave me here” que te transporta  a sitios inolvidables  como Penny Lane. Tras esta aventura Jimmy rubrica una corta,  pero interesante  carrera en solitario  entre 1969 y 1972 con canciones que aquí descubrimos gracias a la labor de recuperación y admiración de unos cuantos locos por la causa.

Roger Houdaille (Ex-Norwegian)  es el responsable de llevar a cabo este trabajo como fan confeso de Jimmy Campbell. Se hace  cargo de las guitarras asistido por Fernando Perdomo a los tambores  además de un buen puñado de amigos que van poniendo voces a temas realmente brillantes.  Joe Kane, de los escoceses Poppermost, fanático del merseybeat que hace una lectura perfecta del anteriormente mencionado “Yes it is”, un tema tan inmenso como menor en la historia del rock and roll.  Coke Belda  vuelve a tocarme la fibra con su manera de hacer música y hace brillar, un poco mas si cabe, un tema como “Forever Grateful” del álbum en solitario de Mr Campbell titulado  “Half Baked”,  editado en 1970 y que desde este mismo momento es un disco a perseguir tras escuchar las versiones que de él hacen bandas como Rhys Marsh  con la firma indirecta de los músicos mas influyentes de Liverpool  y un golpe de hard rock en el tema que daba título  a este álbum.  “That’s right, that’s me” en manos  DC Cardwell con un ritmo tan repetitivo como mágico y con ese regusto Kinks que hace  que las canciones se tornen imbatibles. “Loving you is all I do”  es otro de esos pequeños placeres en forma de canción que Kevin Robertson se encarga de darnos a conocer y que me recuerdan a  mis adorados Skooshny.

Y Volviendo ahora a los Rockin’ Horse nos topamos con “Stayed out late  last night” rock and roll clasicazo en manos The Elms State, seguido de  la sublime “Don’t you ever think I cried” que se somete a la lectura de Jim Camacho que no desmerece ni un ápice de la original y apuntala uno de esos temas que te enamoran desde la primera vez que lo escuchas. Nuestro admirado Mark Johnston autor de las notas de este disco,  como fan confeso de Jimmy, se marca un magnífico  “You’re spending all my Money” que desprende todo lo que se coció en Liverpool en su época más creativa mientras que “Baby walk out with your darling man” por John Howard  es otra maravilla para oídos finos que me trae a la memoria el recuerdo de mi amigo Jacob que se pasaría horas hablando sobre canciones como esta.

John Ford se encarga de “Missing Kissin You” otra de esas joyas escondidas que firmó  Mr Campbell  mientras que  Edward Rogers recrea con  “You’ll break my heart in two” que venía incluida en  “Sons of Anastasia” de 1969.  Cherry Park nos pasea ahora por el lado mas psicodélico de este disco con “Flowers and Flowering”  una rareza original de 23rd Turnoff que los amantes del freakbeat y del legado de Bam Caruso adorarán y que  da paso a “Paris, you are in Paris” a cargo de Rome 56 que musicalmente te sumerge en el mundo de Lewis Carroll en poco más de dos minutos. No podemos pasar por alto, llegados a este punto a Esteban Cisneros y “When I cross you path” que pone el broche a una colección de canciones magníficas  que despiertan el  interés tanto por el autor,  que contaba con fans como Joey Ramone, como por los incondicionales seguidores  que le rinden tributo. 

(Oscarkotj-2021

Think Like A Key Records

martes, 20 de abril de 2021

Stupidity – Save me (Black & Red Records)


El cuarteto sueco vuelve al ataque  con un nuevo tema, adelanto de lo que será su próximo disco y con cambio de formación. Echo la vista atrás y recuerdo su primer álbum “I need you… like a hole in my head” y me doy cuenta de que ya han pasado 14 años desde que ese trabajo sonara infinidad de veces en “Ruidos en el trastero”. El tiempo no se detiene, las situaciones van cambiando y estos chicos atesoran ahora  unos pocos discos en su CV, un buen montón de amigos e incluso el honor de haber sido  favoritos en el programa de Little Steven. Manteniéndose Tommy a los tambores y Erniz a las voces, en esta ocasión las cuatro cuerdas son castigadas por Ulrika y la guitarra corre a cargo de Janne. Contando asimismo con su buen amigo Keith Streng de los Fleshtones  se lanzan a tumba abierta con un definitivo  “Save me” de ritmo metronomico y una sección de viento que imprime mas empaque aun al tema que, con un solo de guitarra demoledor, nos deja con los dientes afilados esperando los nuevos temas que están grabando en estos días. (Oscarkotj-2021)

Stupidity



viernes, 2 de abril de 2021

Los Inéditos – 2006-2014 (Producciones acaraperro/Rocksound. Cd)

 YOU´RE ROMANTIC, YOU´RE FANTASTIC. YOU´RE MY REASON TO LIVE

Mes de Marzo del segundo año pandémico. Óscar KOTJ me pasa una referencia para que la
escuche, “que seguro te gusta”. Su título, “2006-2014”, no dejaba cabida a pensar que estábamos ante algo de rabiosa actualidad, siempre hay que estar al cabo de la calle, y es aquí donde me gustaría señalar dos pequeños detalles personales, que no me eximen de nada, pero quiero citarlos a modo de escudo exculpatorio, debe ser la conciencia…. siempre la maldita conciencia.

El primero es que uno (bastante desastre) puede conocer  autores, músicos o pintores una vez que fallecen, se separan o cambian de género artístico, vamos lo que se llama un poema. El segundo es que mi capacidad auditiva debe ser bastante limitada ya que no aprecio los grandes matices o los detalles. Prefiero las canciones a los formatos, lo cual debe ser una de las herejías más atroces de estos tiempos que corren.

El caso es que aquello de “que seguro te gusta” era un “cedese” de Los Inéditos que ya hemos dicho que se llama “2006-2014”, un recopilatorio que recoge parte del legado de la banda barcelonesa, y que así a bote pronto no sitúo en mi mente. Lo empiezo a escuchar con el interés propio que cualquier recomendación de Óscar merece, pero es que aquello que suena no es que me guste… ¡es que me vuelve loco! así que llegado al décimo corte procede detener la reproducción y ponerse a buscar información de cero. Un par de clics después  es descubrir lo frágil de mi cabeza ¡“ostras, si son ellos”! aquella banda que homenajearon en 2010 en el encomiable sello Cilfford Records mediante un radiante diez pulgadas,  aquella delicia beat “It seemed to easy” del segundo disco de los nunca suficientemente valorados Raspberries. Y tirando más del hilo redescubrir las tres colaboraciones en Rock Indiana, otro no menos admirable sello, que en 2009 contó con su participación en “Si no es STIFF no merece un tributo” con “Let Go”, aquel pelotazo de los Dirty Looks y posteriormente en un par de apariciones en los volúmenes tres (“Pretty silly Little girl” otro tema de regusto beat) y nueve “Mares y desiertos” ( uno de esos temas fuera de épocas y modas) de los “míticos” Pop Parade. Trasteando más vi que hay un ep compartido, grabado por la primera formación en 2007 y otro tema grabado en un recopilatorio de tributo al manager de BB Sin Sed, que no he escuchado. Volviendo a la Pop Parade, la número nueve es la recopilación de “Plástico Elástico” y en ella Pacopepe Gil cuenta de Los Inéditos: “Seguro que no hay muchas bandas con tantas perlas de puro power pop con vertiente Beatles y casi todas ¡inéditas! Su nombre les hace justicia, pues sus canciones están repartidas entre maquetas y recopilatorios.”

El siglo XXI ha traído cosas positivas facilitando el contacto y la inmediatez de respuesta, esto ya no estoy tan seguro de que sea tan valorable, la paciencia no es una virtud admirada en estos tiempos. Tocaba ponerse manos a la obra y contactar con Joan Soriano para hacerme con una copia de “Los Inéditos 2006-2014”, que con enorme amabilidad me  hizo llegar y así poder disfrutar aún con más intensidad de las maravillas que la banda había dejado en el desván guardadas, lo cual nos lleva a la pregunta ¿cómo es posible que casi una década de temazos haya pasado inadvertida?, ¿estamos más sobrados o más sordos para dejar escapar estas golosinas? Supongo que la historia de Los Inéditos es una más de las historias que de tan frecuentes pasan como esos golpes de suerte que se nunca llegan pese a ser necesarios. “Teníamos cantidad de canciones propias, aunque muchísimas no se llegaron a grabar nunca y otras no han reunido la calidad técnica mínima como para incluirlas en este disco”, apunta Joan en la nota de presentación que acompaña al “cedese”. Siguiendo con las explicaciones de Joan, señala que la formación clásica estaba integrada por Alfonso (guitarra y voces), David (batería, bajo y coros) y Joan (voz). En forma de trío graban la primera maqueta, los primeros temas que aparecen en el  “cedese” y es casi imposible no caer rendido ante la inmediatez de su frescura. Esas canciones, con las deficiencias que podemos atribuir a unas maquetas mantienen un tono rítmico impecable, melódicamente compactadas  y, lo más importante, firmando himnos instantáneos (“Love me too”, “Drummer song” o “We say yeah”). Entre medias de la primera maqueta se cuela uno de los cinco temas en castellano “No es para tanto” que, sin tener datos  para saber si está grabado en formato trío o ya con la incorporación de Aitor (bajo y coros), es una especie de imán para mi corazón y me pone de un humor excelente, ¿se puede pedir algo más a las canciones?

Como cuarteto figura la segunda maqueta, que son los cuatro temas siguientes, dos cabalgadas rítmicas en inglés y dos piezas en castellano de melodías y voces empastadas de esas que se pueden y se deben corear una y mil veces.  ¿Cómo ha sido posible que estas canciones no hayan tenido una posibilidad de una vida alegre y pizpireta en vez de quedarse encerradas bajo siete llaves en un baúl?

Aparece “Pretty little silly girl” el tema que cedieron a Rock Indiana, y dos versiones de esas que podemos llamar ganadoras a priori  “Que el sol te dé” de Pistones y “Things we said today” de The Beatles ¡cómo para no ser ganadoras!  El resto del “cedese” son seis temas más que  tal vez sean algo más reposados pero igualmente vibrantes y empastados.  “Every single day” y “Believe Me” suenan tan arrebatadores como clásicos, de esas canciones que con la primera escucha  te vuelves loco pensando donde las habrás escuchado antes, para acabar dándote cuenta que son  de esas melodías de siempre,  que sigues amando y que toda tu vida te gustaría vivir sumergido en canciones así,  hechas por bandas como Los Inéditos. Una historia más de las que por fortuna alguien ha logrado dar con la fórmula y abrir el baúl  a pesar de sus siete llaves  permitiéndonos soñar.  

¡!Gracias, amigos!!

By Tomi Rockin´

Los Inéditos

Producciones acaraperro/Rocksound

 

jueves, 11 de junio de 2020

Thee Braindrops - I need action (Family Spree Lp)

Llevo semanas absorto viendo girar este disco a la vez que los sonidos circulan a través de mis oídos  dando una vuelta más de tuerca a mis malogradas neuronas.  Desde que lo puse por primera vez en el giradiscos y el tema que abre y da título al álbum “I need action”  disparó sus primeros acordes  me quedé en estado hipnótico por esa fusión perfecta entre los americanos Music Machine y los británicos The Action.  Aun, sin lograr recuperarme de esas guitarras escupiendo fuzz y pasajes psicodélicos llenos de contundencia, aparece un cuadriculado, pero lleno de matices “Girl, what is wrong with you?”. La visceral lectura del tema de Billy Childish  que sirvió como presentación de este disco en su single, con ese   tajante “Tú me quieres matar” que más de uno tarareamos, y única versión, por otro lado,  del disco con el homenaje a esa estirpe de zoquetes que fueron, son y serán The Headcoats .  Cuando arranca “Spiral Eyes” ya no hay nada que hacer,  caigo rendido a sus pies mientras el recuerdo de unos primerizos Lime Spiders me sacude la memoria al escuchar y sentir las guitarras de Mr. Chamarro. Uno de esos temas que locos por la música como yo apuntan de por vida en el subconsciente. La base rítmica a cargo de Pablo & Pablo funciona a la perfección y da juego a un endemoniado Shima  a las voces, mientras las seis cuerdas crean otra historia aparte, sobrevolando sobre “My girlfriend is a vamp” que da paso el desfasado “Jungle Dance” entonado en castellano en donde no falta ni   el mismísimo Johnny Weissmuller.

La cara b combustiona nada más que el diamante araña el plástico sobre “Just count it”, un tema que perfectamente podría haber estado en el “Inside Out” de los trabajadores milagrosos. Éste, deja sitio a un aplastante “The Lizard” con Shima mascando palabras en castellano e inglés alternativamente, trayendo de nuevo grandes nombres a mi cabeza cuando las guitarras de “I wanna kill you baby” evocan al maestro Link Wray.  Se marcan un pepinazo de punk rock que te dejan tiritando en “Sayonara Bye Bye” que me inyecto en vena reiteradamente como cuando era un quinceañero,  alucinado con alguna canción que me volvía de vuelta y media.  Este debut en formato largo se cierra con dos certeros disparos, “Right time” con un fuzz magistral con la sombra de los hermanos  Asheton muy presente por momentos y un “Pretty girl” que se adueña de tus pies a ritmo de rock and roll de verdad. Una larga duración, que manipulado por Jorge Explosión en su laboratorio de sonido y grandiosamente ilustrado por Mik Baro hacen de este “I need action” un disco que no te dejará indiferente ni por dentro ni por fuera. Además, con la garantía que da el aterrizar de la mano de Family Spree como no podía ser de otra manera. (Oscarkotj-2020)


 

sábado, 2 de mayo de 2020

Bang 74 - Let it drift ( KOTJ Records / Snap!! Records / New H Records Lp)


En un momento de tremenda inquietud, en el que nuestras vidas parecen encontrarse en un extraño suspenso, la aparición de nuevos trabajos discográficos es una de las mejores noticias que podemos recibir. A falta de vacunas y tratamientos, la tan ansiada libertad pasa por poder deslizar la aguja por los surcos y sentir que nada ha cambiado, que los tres viejos acordes y el olor a plástico todavía son capaces de erizarnos la piel. En medio de todo este caos, me tranquiliza saber que hay gente creando, idealistas borrachos de un necesario, ahora más que nunca, romanticismo, puliendo sueños y bruñendo sonrisas. La tan denostada cultura sale, una vez más, al rescate de miles de almas perdidas y la música vuelve a ser la mejor de las brújulas en un mundo desnortado. Esa llamada (a veces con desprecio y clasismo) industria del entretenimiento le planta cara a la más gris de las realidades imaginables, gritando con rabia y convicción que aquí no se para. Las pequeñas discográficas, los sellos independientes y sus bandas están dando un ejemplo de dignidad en el que quizás sea el contexto más adverso para sacar un disco. Pero claro, esto no va de dinero, aquí hay en juego algo muy diferente, algo que difícilmente podrán entender los pseudoartistas que se lamen las heridas versionando el estomagante “Resistiré”. Ustedes son inteligentes y seguro que no hace falta que se lo aclare pero, por si hay algún despistado en la sala, les voy a ilustrar con un magnífico ejemplo, tomen nota. 

KOTJ Records, Snap!!! y H-Records lanzan una OPA hostil contra el aburrimiento y la mediocridad, dando forma de vinilo al nuevo disco de Bang 74; sin olvidarnos de Rock Indiana, que se encarga de la edición en CD. Esta colosal unión de fuerzas ha servido para materializar el primer trabajo de la banda de Ferrol en 7 años. Demasiados años de silencio discográfico, que han quedado reducidos a cenizas por un LP soberbio, un ejemplo de cómo la energía ni se crea ni se destruye, se transforma en melodía. No debería sorprendernos el nivel de “Let It Drift”, segundo largo de Bang 74, ya que esta banda formada en 2006 venía dando lecciones de clase desde su primer sencillo, algo que corroborarían con el excelente EP “Three Kids” en 2009 y con las dos versiones (The Now y Rocky Erickson) que grabarían en 2012 para Rufus en un nuevo single; el LP “Hi-Flying Dreams” (Rufus Recordings, 2013), contribuiría a sentar, de manera definitiva, las bases del sonido de este trío. Fran Millarengo (bajo), Óscar Millarengo (batería) y Cristóbal Veiga (guitarra y voz) se han enfundado el mono de trabajo y han limpiado el material quirúrgico con el que dan forma a sus canciones: precisión, mimo y talento al servicio de la melodía. En los albores de su carrera, hace ya tres lustros, los referentes de Bang 74 estaban claros, era inevitable citar el power pop y el punk rock como sus mayores influencias, sin olvidar la querencia de este trío por las guitarras australianas, ese punto de high energy marca de la casa. Pero lo que ya se vislumbraba en su primer LP es ahora una realidad palpable en varias de las canciones de “Let It Drift”, que viran hacia un pop de raigambre 60’s y regusto psicodélico. La gran virtud de este trío ferrolano es que ese golpe de timón se produce sin perder ni un ápice de su pegada, consiguiendo que la energía no se diluya entre la melodía.

El ideario sonoro de Bang 74 se resume en los 3 minutos y 3 segundos que dura “Almighty Fuse”. El corte con el que se abre este “Let It Drift” es una colisión entre lo mejor de The Who y de Cheap Trick, lucha de poderes que da como resultado un fuerte seísmo en forma de canción redonda, sin fisuras. La búsqueda de la canción perfecta, que impulsa a los cazatesoros del pop de muchos quilates, está presente a lo largo de este LP, con episodios memorables como “All Straight Ahead”, uno de mis pasajes favoritos del álbum, donde la garra se viste de gala; como diría Lori Williams en “Faster, Pussycat! Kill!! Kill!!”: Como un guante de seda forjado en hierro. “Jungle Pam” es otra delicia, que podría haber firmado el Costello más cabreado e irreverente, y en la que las armonías vocales, herederas de los 60, encajan perfectamente con riffs de guitarra que parecen paridos en las Antípodas. “Along The Way” es un excelente medio tiempo, con un breve interludio en forma de guitarras lisérgicas que lo hacen irresistible. Parecido camino es el que recorre “Out Of Fashion”, que aporta unas seis cuerdas que huelen a pólvora en mitad de una canción que rezuma melancolía, enriqueciéndola además con un piano que nos recuerda al rock’n’roll de formaciones escandinavas como Diamond Dogs. “The Park Of The Peacocks” es puro pop de esencias 60’s, la puerta a través de la cual se cuela libremente la psicodelia en “Let It Drift”. Magia. No es casualidad que el siguiente corte se titule “Back To The Wild”, una canción que retoma la senda del disco, aunque introduciendo elementos diferenciadores, como una steel guitar; por si aún no se habían dado cuenta, “Let It Drift” es un LP de detalles, de una sutileza sólo apta para los oídos de quien se sienta a disfrutar de un disco con los cinco sentidos. “Drifting” es un nuevo ejemplo de la habilidad que tiene este trío a la hora de poner cada pieza del puzle en su lugar, un in crescendo de potencia que lejos de desbocarse siempre está al servicio de la melodía. Bravo. Mayor contención se produce en “Eager To Burn”, con unas guitarras medidas al milímetro, que arropan, pero sin tapar, la vigorosa voz de Cristóbal, y con un gran trabajo de armonías vocales que le da cuerpo a la canción. El décimo corte del disco, “Those Heartless Things”, tira de punk rock, pero siempre con esa musicalidad y ese gusto por el detalle que son el sello personal de Bang 74. Esa frescura y esa vitalidad también se desatan en “One More Round For The Captain”, menos de dos minutos de power pop afilado y adictivo. Finalmente, el rock desértico y lisérgico de “Thru’ The Desert” es el que sirve para bajar el telón de un disco notable, una canción que vuelve a coquetear con la psicodelia (didgeridoo incluido), envolviéndola en unas guitarras que son high energy en esencia pura.

Ojalá cuando usted lea estas humildes notas, palabras como virus, pandemia o confinamiento sean sólo el vago recuerdo de un mal trago y pueda dedicarse a disfrutar de este disco sin nada que contamine esa experiencia. Pero tenga siempre presente en qué condiciones se ha editado y valore también la audacia de todos los que lo pusieron en circulación en un momento tan complicado: los propios músicos, diseñadores, los sellos, los distribuidores, tiendas, emisoras de radio, prensa escrita… Todo un engranaje musical y cultural necesario que merece, ahora más que nunca, respeto, apoyo y reconocimiento. “Let It Drift” ha conseguido sacar la cabeza en un parto difícil, ha sido una gestación larga que ha servido para madurar, con paciencia y grandes dosis de talento, una brillante colección de canciones que deberían figurar entre lo mejor de la cosecha nacional de este agitado 2020. Todavía estamos a tiempo de cambiarle la cara a este año cruel y desconsiderado, y lo haremos a base de música como la que desprenden estas doce canciones, no les quepa duda; no vale parar, amigos, nosotros no resistimos, nosotros peleamos.  (Binguero 2020)


domingo, 26 de abril de 2020

Lyres – On fire (Munster Records Lp)


En la segunda mitad de la década de los 80’s compré la primera copia de este álbum y en estos días reincido y ya atesoro seis versiones diferentes de un disco que, evidentemente, no ha pasado desapercibido en mi vida, ni entonces ni ahora.
Pongo la rodaja naranja sobre el plato y cuando se escucha como se acercan los primeros acordes de guitarra y  órgano de “Don’t give it up now” un chispazo sacude mi memoria. Este himno es pura magia que hace que se te mueva el suelo sobre el que pisas, un sonido crudo que rezuma por los altavoces mientras miro la contraportada y me imagino a este cuarteto ensayando en algún sótano de Boston, desde luego, un tema que sirve de presentación a un álbum único. 
Cuando suena “Help you Ann”,  la mejor canción de garage escrita en aquellos años y, posiblemente,  en las décadas venideras, esa extraña sensación de plenitud te envuelve. El órgano te marca el ritmo, el tremolo te sacude las neuronas  y el solo de guitarra se Danny McCormack se queda grabado en la memoria de por vida. Tras semejante animalada se lanzan a tumba abierta con el “I Confess” un tema en donde nos hacen interesarnos por The New Colony Six, banda que firmó  esta maravilla en 1965 y que  aun  hoy en día en manos de Jeff Conolly sigue sonando como una bomba al igual que el “I’m tellin’ you girl” que da paso a una espectacular versión del “Love me till the sun shines” de los Kinks que mantiene el espíritu de los hermanos Davies desde el otro lado del charco un par de décadas después. Con ese magnífico sabor de boca dejan otro clasicazo en este tugurio en donde acumulo plásticos con surcos, un “I really want you right now” hipnótico, vibrante y con una banda en estado de gracia que dejan una cara A por la que  vender tu alma al diablo.
La cara b la abren de nuevo con los hermanos Davies revisados. Si anteriormente se había metido con un tema de Dave ahora le toca a Ray y  su “Tired of waiting” que de nuevo brilla a un nivel por encima de el resto de bandas que se han atrevido con algún tema de tan magnánimo grupo.  “Dolly” es el resultado de esa enfermiza pasión del Monoman por coleccionar discos de garage, un tema en donde la guitarra echa fuego, el órgano retumba , mientras el bajo y la batería marca un monolítico ritmo que da paso a un “Soapy” firmado en un oscuro single de 1965 por una banda llamada Mickey & the Clean Cuts. Sin dejar de rendir homenaje a bandas oscuras se arrancan con otro temazo que parece firmado por ellos y sin embargo ese “The way I feel about you” fue uno de los temas que Peter Best tocaría con su combo tras ser despedido de los Beatles y que es otro favorito en esta casa. Para cerrar este disco, “Not like the other one” que contiene unas guitarras que no he podido olvidar y no he dejado de disfrutar en estos últimos 35 años.  Esta edición, además, contiene unas excelentes notas a cargo del amigo Lenny Helsing, prensaje  acojonante en vinilo de 180 gramos, sonido bestial y entre sus surcos una colección de canciones que me robaron el alma. (Oscarkotj-2020)



viernes, 24 de abril de 2020

The Speedways – Kisses are history (Snap!! Records/Hurrah! Música Single)


Nuevo single del trió británico que siguen dejando pequeños pildorazos de pop a cada nuevo disco . Este single tiene dos caras A en toda regla, empezando con ese “Kisses are history” que me toca la fibra, un medio tiempo que contiene toda las inquietudes quinceañeras que perfectamente interpretaron los grupos de chicas en los 60’s y que Matthew Julian ha sabido  comprimir en  esta canción absolutamente maravillosa. En la cara AA “Number Seven” un chute de power pop De los de nota que pide ser pinchado sin parar. Un disco de vuelta y vuelta hasta pulir los surcos. (Oscarkotj-2020)







jueves, 23 de abril de 2020

No Fix – Apocalyptic Rock (Bandcamp files)


Soy un tipo parco en palabras con gente con la que no tengo mucha confianza, un estigma que llevo ya arrastrando medio siglo. Esto viene al hilo del disco que  ocupa esta entrada. Como cada día, se ojea el correo y esta semana aparece un mensaje tan parco en palabras como mi persona, tan solo tres datos: Primero que No Fix llega desde Ontario (Canadá), segundo que acaban de auto grabarse, en pleno aislamiento, estos cuatro temas que pronto serán editados en ep y por último, un enlace para escuchar los mencionados temas en su bandcamp. No vacilo y accedo a esos cuatro disparos con un sonido de baja producción que me sacude los oídos  ya de entrada cuando “Get outta punk” empieza a sonar,  simple y contundente. Le secundan temas llenos de urgencia, guitarras distorsionadas y sin mayor complicación como “Arm the boys”. Pero es al soñar “Vicious Cycle” cuando la electricidad de las guitarras vuelve a sacudirme frenéticamente las neuronas con esa mezcla infalible y aun presente del Jeff Dahl  Group con los Pagans. Reincidente, pincho  varias veces el tema   que me teletransporta a años pasados desde el primer guitarrazo. Cierra este single,  hasta la fecha digital, “Big Bopper” brutalidad en lo-fi sound que a muchos nos flipa. Busco información en la red, no localizo nada sobre ellos, me resigno, y trato de saciar mi curiosidad escuchando los otros trabajos  que tienen puestos en el bandcamp. Gracias Matty M. (Oscarkotj-2020)


martes, 21 de abril de 2020

Thee Braindrops – Tú me quieres matar (Family Spree Recordings Single)


Adelanto en forma de single de lo que será el primer larga duración de los Braindrops. Agarran a los monolíticos Thee Headcoats y les usurpan el “All my feelings denied” que castellanizan como “Tú me quieres matar” en donde literalmente piden clemencia sexual, todo ello con un sonido totalmente mimetizado al de las bandas de Chatham que Jorge Explosión ha conseguido junto a la entrega de los madrileños. En la cara b “Bakasawagi” con Carlos poseído por el espíritu de Link Wray, un instrumental para abrir cualquier sesión de rock and roll sin dejar indiferente a nadie y todo perfectamente vestido por la mano de Mik Baro. (Oscarkotj-2020)




lunes, 20 de abril de 2020

Dt's - send me a postcard (Get Hip Single)



Mi buen amigo Dave Crider me hace llegar el último single del que es su último proyecto desde hace años. DT’s, un combo que se prodiga poco tanto en bolos como en material prensado en estos últimos años, de hecho sus últimos trabajos datan de 2017 para Hidden Volume y Valley King Records. Dave a la guitarra y Diana a la voz vuelven a poner energía y alma en este single, un tributo a los holandeses Shocking Blue que pusieron el mundo a sus pies con el éxito “Venus” en 1969, un número 1 absoluto. Otro de los temas que Dt’s tenía en su repertorio de directo, de esos que están en la memoria de muchos de nosotros que indagamos un poco mas alla del “Venus”, es “Send me a postcard” que la banda de Bellingham defendía en directo con sobrada dignidad y que a los capos de Get Hip les encandilaba, por lo que les propusieron a Dave y compañía sacar esa versión en single. El resultado es esta nueva referencia de Get Hip que te sacude el cuerpo desde el primer riff de la telecaster de Dave a la vez que Diana mantiene el pulso a las voces de manera asombrosa y Patti Bell crea un ambiente intenso a la teclas consiguiendo que la sección rítmica no decaiga en ningún momento, dando como resultado una versión más que sobresaliente de este clásico menor. El single se completa con otra versión de los holandeses como es “Hello Darkness”, un medio tiempo con guitarras brillante, en donde Diana pone el listón mas alto aun de lo que nos tiene acostumbrados en una faceta un poco alejada del sonido de la banda. Todo este lujo bajo la supervisión de Jack Endino, dejando una pieza muy coleccionable en el particular curriculum de los Dt’s (Oscarkotj-2020)

sábado, 18 de abril de 2020

Harmonica Lewinski – Human BBQ (Autoproduccion 10”)

!Que frikada mas maravillosa! Alguna vez me había topado con este nombre en la red y las conjeturas que uno puede llegar a hacer son infinitas. Tras muchas cintas grabadas y algún disco pequeño, llega la hora de un diez pulgadas físico. Empiezo a unir cabos y veo que llegan desde Rochester (NY), cuna de bandas que amamos en éste frenopático. Éste  quinteto se ha metido a grabarlo en Mirror Records y automáticamente se me dispara la alarma y me vienen a la cabeza los discos de los Chesterfield Kings y la cosa ya va cogiendo forma a la vez que su nuevo disco empieza a sonar y esos sonidos me envuelven en una extraña mezcla de influencias que hacen de este combo una apuesta diferente en donde palabrejas como "tropical trash, greasy garage, dirty disco and party punk” tratan de definir lo que montan unos tipos que se hacen llamar Mick Jigger, Wild Richards, Joey Gambino, Dick Marinara o Dirty Sanchez entre otros muchos nombres. El disco se arranca con “Sleeper Cell” y la banda te sumerge en una extraña película a golpe de cha cha cha, donde el teclado marca el guión mientras una voz en off modula frases como I smell trouble in your buttered breeze , bitch in a bubble , blister to squeeze why don't you shake, and then give me a helium speech………..”
Cuando “Ladies & Jellymen” suena,  te vuelven a hipnotizar. El sonido de órgano es arropado, en ésta ocasión, por las cuatro cuerdas y por elegantes toques de guitarra, además de coros usurpados a las Shangri Las y es entonces cuando ya tu cerebro te hace protagonista de otro guión en blanco y negro en donde  estos chicos ponen la banda sonora con un “i say aloha to my freaks in the funnel of love,……” en modo de bienvenida a su particular mundo. En ése al que también está invitado Tav Falco cuando, a golpe de tango cósmico,  interpretan “What a behind the veil” que da paso a “Panther Beat” un instrumental de cantina marciana en donde las vibraciones exóticas son un referente que está presente a lo largo de todo este álbum. Cada nuevo tema que va sonando en el estéreo es un viaje que el escuchante va diseñando en su subconsciente con títulos como “Yellow fever” que parece maquinado por el mismísimo David Lynch, “Dirt Nap” que bien podría ser un mal sueño de Joe Meek y !como no!  “Tuff War” que  es mi número uno personal en esta quinta semana de confinamiento con  los riffs marcianos de “Risky Bizness” logrando un punto de conexión con mis venerados Man or astroman. Cierran con su particular manera de interpretar rock and roll con otra piedra mágica de título  “Poison Pill” que dudo mucho  bailen mis vecinos a las 8 de esta tarde en su diaria cita vespertina. Adoro este disco que a cada nueva escucha más  me flipa del que solo han planchado 250 copias. (Oscarkotj-2020)



jueves, 16 de abril de 2020

The Highmarts – Hey Boy (Soundflat Records single)



Adoro los grupos de chicas, y las bandas japonesas me pierden. Este es el segundo single de este trío que con una, mas que efectiva portada al uso, desbrozan dos temas con total entrega. Empieza con “Hey Boy” que atesora un fraseo de bajo enloquecido, guitarras cuadriculadas y mucha actitud. Siguen arañando el subconsciente cuando se foguean con todo ese clásico imbatible que es “Tallahassee Lassie” con el me han ganado de por vida. 


lunes, 13 de abril de 2020

VVAA - San Diego Underground Vol 1 & 2 (Bickerton Records 10")


El sello Bickerton ha lanzado una serie que me tiene loco en todos los aspectos. Para empezar esta dedicada a la escena de San Diego en los 80’s, para mi, especial a todas luces por ser la ciudad de donde salieron mis adorados Crawdaddys y mas tarde Tell Tale Hearts, bandas que sin duda marcaron mi norte musical. En segundo lugar las ediciones son en un formato que me fascina como son los 10” y con encartes llenos de fotos e historias contadas y narradas por alguien que estuvo y está en medio de la tormenta de una escena vibrante como es Bart Mendoza, que desde su apartamento lleno de cultura musical, gestiona cada volumen con meticuloso cuidado. El resultado puedes disfrutarlo en los dos primeros volúmenes que mas pronto que tarde acabaran siendo buscados por todos los consumidores de este tipo de sonidos.


El volumen 1 está dedicado, como no podía ser de otra manera, a la propia banda de Bart, Manual Scan que son de sobra conocidos por estas tierras gracias al sello Snap!! que en sus inicios recupera parte del legado de esta banda. Aquí nos encontramos con la primera maqueta grabada en 1982. Comienzan con “Plan of Action” tema que dio título a su primer ep (1983) pero que, sin embargo, no apareció en este si no en un flexi disco editado por F.A.B Records en donde se encontraba metido otro personaje a tener en cuenta como es Mark Le Gallez con su banda de entonces,The Risk. Las influencias de la banda quedaban muy claras y su imagen los delataba totalmente, jovencitos con fijación por la escena 60’s británica que reproducían con total pasión. El pop forma parte del adn de estos chicos que en temas como “New Diference” queda totalmente claro, dando paso a “American Way” o “The Bird” en tomas muy primerizas y llenas de magia. La cara b comienza con uno de los temas que muchos años atrás no dejaba de escuchar como es “Anymore”. El primer tema que no llega firmado por Mendoza es “What did you say” una maravilla que me imagino en las manos de mis venerados Spongetones y no puedo disimular mi pasión por los chicos de Liverpool mientras sonrío. Otra de las canciones favoritas de estos chicos es “Mad about town” que apareció en su primer lp para Hi Lo Records en 1986, editada, curiosamente en Inglaterra antes que en los Estados Unidos. Cerrando, otra pieza de pop lleno de brillo firmada por Kevin Ring aunque en esta grabación el sonido no hace honor a tan magnifica canción. Mientras los temas suenan me pongo en situación con las notas en donde unos chavales a finales de los 70’s, metidos de lleno en el instituto, con sus dramas de quinceañeros y la locura de hacer una banda dejaron trabajos como estos. Mas tarde verían sus canciones editadas en medio mundo en sellos como Detour, Get Hip, Susstones, Cheap Rewards y como no, Snap! que no hace mucho puso en circulación otro 10” de estos muchachos con las grabaciones para el programa de radio de Tim Pyles. 


El volumen 2 está dedicado a The Event, unos tipos flipados por el Freakbeat que también en sus días de escuela, a mediados de los 80’s, lo hacían de la misma forma con The Jam, Chords o Merton Parkas. Son los discos de un hermano mayor los que, a base de escucharlos, hacen mella en la personalidad de estos chavalines, una historia que se repite y se repetirá siempre. En esos años de absorción musical descubren a Small Faces, Who , Milkshakes, Prisioners y el sello Bam Caruso un referente para muchos de nosotros y que a estos chicos les abrió los ojos al escuchar las maravillas que nos descubría la serie Rubbles (IMPRESCINDIBLES cada uno de sus volúmenes). Con esa bandera crean un sonido en aquellos años que los ponía en otra liga y que Greg Shaw olfatea rápidamente sacando un único lp en su prestigioso sello Voxx, que es el legado que este cuartero dejo, como bien decía Mike Stax en las notas de aquel lp, su sonido era muy diferente a lo que se estaba cociendo aquellos años en la “escena”, muy mods para los amantes del 60’s punk y muy sixties para los amantes del power pop. 

Este diez pulgadas lo abre una magnifica versión del “Jagger Time Lapse” de John’s Childen que ya apareció en su único lp, tema que da paso al tarro de las esencias pop firmado por bandas como The Game y su “It’s shocking what they call me”, The Birds y su brutal “You’re on my mind” , The Eyes con su “You’re too much” incluso Chuck Berry que saquean con total desparpajo como si unos primerizos Stones sacaran brillo a su mítico “Let it rock”. La cosecha propia llega de la mano de “Pop-think-in” que también abría la cara b de su lp y que aquí encontramos en dos tomas diferentes así como “Baby you hurt me” un azote de desparpajo que haría palidecer a los mas pintones de la época. Un documento para atesorar mientras Bickerton prepara nuevas entregas y yo juego a la ruleta rusa con balas marcadas con Trebels, Mystery Machine o Barons entre otros.


 


The Thingz – Just in time


Pic by KRKDominguez.com

El amigo Mike Morris deja en el buzón de este garage una bala de punk de garage firmada por su banda The Thingz que desde Long Beach (California) están trabajando en un nuevo álbum. Este “Just in time”  recoge lo mejor de las bandas que a finales de los 80’s nos volvieron locos a muchos chavales. El nuevo disco contendrá 11 temas propios y dos versiones pero, de momento,  para ir abriendo boca escucha este “Just in time” en su bandcamp