sábado, 1 de agosto de 2009

The Resonars


THAT EVIL DRONE (BURGER LP)



Siempre me ha gustado esta banda: desde que escuche por primera “The Golden Age” tema con el que comenzaba su primer trabajo para Get Hip titulado “Bright and Dark”. Una cancion tan perfecta en todos los aspectos que se me antojaba la quinta esencia del pop, poco mas de dos minutos de melodía que te llenaba la mente y el alma de buenas vibraciones con todas las influencias de la era dorada del pop. Ese tema me hizo buscar su anterior trabajo para un pequeño sello llamado Star Time que guardo con especial cariño. El paso de la banda por el sello de Greg y Mike ha dejado por el momento tres discos y la sorpresa de un nuevo álbum para un sello que no era Get Hip. Del primer al último disco han pasado diez años en donde Matt Rendon desde Tucson (Arizona) nos entrega sus canciones cargadas de toda la sabiduría que puede aportar pasar horas escuchando a eternos maestros como sin duda lo son The Beatles, The Byrds, Hollies, Zombies, Who y un sinfín de nombres mas. Influencias que llenan cada canción que Matt ha escrito para estos Resonars, banda de la que el es el máximo exponente, este disco de nuevo es ideal para seleccionar un tema al azar y dejar que la aguja desgaste alguno de sus surcos para que escupa canciones por momentos rebosantes de POP y bien puesto en mayúsculas como “No black clouds float by” para guardar en la memoria junto a momentos musicales creados por grupos como Spongetones o Grip weeds, mezclan los momentos acústicos con psicodélicas guitarras viajando a vertiginosa velocidad “One Part Moan”, el clasicismo mas barroco de “Run kodiak run”, o la revisión via siglo XXI de cómo sonaría Rubber Soul cuando suena ese “No Horizon” o Younger Than Yesterday con “Sister Sally” . Recaen en la psicodelia cargada de pop en “Black Breath” con el bajo como protagonista para dejar paso a las guitarras y las voces, para de nuevo volver a crear otra maravilla que bajo el titulo “She did” Matt vuelve a coger todos los típicos tópicos que recrea a los largo de poco mas de dos minutos y sin haber terminado de sonar un riff de guitarra da paso a las voces en “Bird using bird” que termina en clave de rock and roll con punteos en forma de blues para convertirse de nuevo en una canción pop de modélicas voces melódicas. Los arpegios sin amplificar de “Yes grosvenor” nos auguran el final del disco, con las seis cuerdas como único exponente de sensibilidad con los dedos arrancando sonidos bien agudos, bien graves que al mezclarlos dejan esa maravilla en clave instrumental que da paso al tema mas distorsionado titulado “Ridding Backwards” que cierra este de nuevo magnifico disco, que aunque he tardo tiempo en decidirme a comprarlo al final el desembolso ha merecido la pena. Como coletilla decir que a Matt Rendon lo encontramos en Knockout Pill banda con discos en Estrus (Hey Dave!!!) y Dead Beat Records. (Oscarkotj-2009)