domingo, 2 de abril de 2017

Tommy & the Rockets - R&R Wrecking Machine (KOTJ Records Ep)

"  Thomas y Michael pasan a recogernos con su furgoneta, dentro hay algunos amigos fumando y bebiendo unas cervezas; se respira buen ambiente mientras en la radio suenan los Beach Boys, Jan & Dean y los Ramones. No tardamos en llegar a la playa, el cielo está despejado y luce un sol espectacular. Es un día perfecto para hacer surf. Descargamos nuestras tablas y en apenas unos segundos estamos entrando en el agua, sentimos el olor a salitre y la agradable brisa del mar. Es verano y estamos remando en busca de la ola perfecta. Una sonrisa se dibuja en nuestras caras, ojalá este momento durase toda la vida.

No hace falta que despierte, querido oyente, no ha sido un sueño, todo esto es lo que ha ocurrido desde que la aguja de su tocadiscos se ha deslizado por esta mágica rodaja de vinilo. “Rock’n’Roll Wrecking Machine” es el título de este EP, que contiene cuatro nuevas canciones de Tommy and The Rockets, cuatro temas evocadores que buscan con ahínco la melodía perfecta y que cabalgan sobre impecables estribillos. No sé si Thomas Stubgaard y Michael Chaney tienen una furgoneta, pero desde luego no les hace falta, su solo talento les basta para trasladarnos a un soleado día de playa mientras escuchamos sus canciones. Thomas es un curtido músico danés, antiguo integrante de The Lingertones y de The Hitchcocks, un tipo que siempre demostró especial debilidad por las armonías vocales de los Beach Boys y por la energía de los Ramones. Fan de The New Trocaderos, Thomas decidió contactar con Michael Chaney para proponerle grabar algún tema juntos, éste aceptó encantado y a los pocos meses la cosa se les había ido de las manos; lo que pretendía ser una colaboración puntual se convirtió en un disco de 10 canciones. Es así como se gestó “Beer and Fun and Rock’n’Roll”, el nada pretencioso y honesto título del primer LP de Tommy and The Rockets, que supuso una de las más gratas sorpresas del curso pasado, convirtiéndose, con todos los honores, en disco del verano para amantes del rock’n’roll y del powerpop; un disco de los que tiende puentes. La fórmula de Thomas y Michael no es nueva, pero sí tremendamente efectiva, y es que surf y punk rock parecen haber nacido para ser mezclados sin ningún reparo, como el ron con la Coca-Cola. Pero es que además, Tommy & The Rockets hacen el combinado perfecto, un pelotazo que no deja resaca y que se disfruta desde el primer trago, dejándonos matices de British Invasion, Bubblegum Music y, sobre todo, de Rock’n’Roll perfectamente destilado. A la hora de embotellar este néctar, la ayuda de amigos como Brad Marino, Kris “Fingers” Rodgers y Geoff Palmer (The Connection, The New Trocaderos), es un lujo y un plus de calidad añadido; ellos se ecargan de la batería, de los teclados y de cuestiones técnicas y de producción, respectivamente, en algunos de los temas.

Ghost Highway Recordings y KOTJ Records vuelven a compartir sinergias en una de las parejas de hecho más fértiles del rock’n’roll patrio, a ellos se une en esta ocasión el sello sueco Beluga Records, formando así un inmejorable ménage à trois para dar forma a una irresistible golosina. Y es que desde que suena el tema que da título al EP ya nos damos cuenta de que Tommy and The Rockets han vuelto y que lo hacen en plena forma. Todas las virtudes de su primer LP están presentes en este 7” que nos hace mover los pies desde el primer compás, con ese arranque que recuerda al “Roadrunner” de los Modern Lovers y que pronto se transforma en una deliciosa perla de chiclé bañada en powerpop. Una cara A que no baja los brazos y que nos incita a dar palmas con “Hey Daisy”, puro amor surfero que nos hace pensar en los Beatnik Termites más tiernos. Al cambiar de lado continúa la fiesta con “Get Ready”, la quintasesencia del sonido de Tommy and The Rockets, coros de ensueño envueltos en rock’n’roll de alto voltaje; una advertencia para lo que se avecina en el último corte: Get Ready to Rock’n’Roll. “Gonna Be Alright” cierra un disco perfecto, un dúo con Julie Jean en una canción dulce y optimista que nos deja con ganas de más.

La parte gráfica de “Rock’n’Roll Wrecking Machine” corre a cargo de Dan “Bashie” Larsen, responsable también del diseño del primer disco de Tommy and The Rockets, y cuyo magnífico trabajo en este EP es un motivo más para justificar su compra. Abandonen su letargo invernal, amigos, y súbanse a las cuatro olas que componen este disco, las emociones y la diversión están garantizadas a cargo de dos músicos perfectamente arropados y que vuelven a volar muy alto. “

Binguero (2017) 



martes, 14 de marzo de 2017

Los Platillos Volantes


"   Nadie se atreve a afirmarlo, pero es un secreto a voces: una ancestral civilización, de origen desconocido, lleva décadas visitando nuestro planeta. Su finalidad es liberar a los terrícolas del tedio impuesto por las altas instancias que controlan nuestros designios, que pretenden condenarnos al pensamiento único y a una forma de ocio inocua y estandarizada. Es por eso que, atendiendo el desgarrador grito de auxilio de toda una generación, nuestros aliados descendieron a la Tierra para regalarnos su bien más preciado, el rock'n'roll. Desde entonces, nuestros jóvenes recogen el testigo y mantienen viva la llama organizándose en torno a primitivos conjuntos musicales y realizando rituales sonoros a modo de conciertos. Un punto caliente de nuestra geografía, en lo que a presencia alienígena se refiere, es León; la prueba irrefutable es la actividad musical de esta población. Precisamente de allí procede una banda que no oculta su origen extraterrestre ni tan siquiera en su nombre, Los Platillos Volantes, un cuarteto formado en el verano de 2005.

   En un principio estos músicos se reunieron en aquelarre para venerar a otros míticos marcianos, Los Salvajes, de quienes tomaron incluso el nombre en alusión a una de sus canciones; también repetían los mantras de formaciones como Small Faces, Kinks o Love. Poco a poco fueron componiendo temas propios y empezaron a despertar el interés de más extraterrestres como ellos, hasta el punto de ganar el concurso "Rock in León" en el año 2009, hecho que les llevaría a tocar como banda del eterno Gaby Alegret en el Purple Weekend de 2011; verdadero fenómeno UFO de la escena musical española. Con el paso del tiempo Los Platillos Volantes registrarán sus canciones a través de un disco titulado "Nuevainvisión", en 2008, un album en directo que data de 2012 y un EP de 2014 para el sello donostiarra GP.. Hoy, en pleno 2017, la discográfica más alienígena de todas, KOTJ, publica una nueva colección de canciones de estos leonitas (no confundir con leoneses). Tras algunos ajustes en la formación, los componentes actuales de Los Platillos Volantes son Dani Trillo (guitarra y voz), Jota Montero (guitarra y voz), Alicia Elektra (bajo) y Sam Bredikhin (batería y voz), aunque en sus incendiarios directos suelen rodearse de cómplices que aumentan la nómina musical de la banda; dos de ellos, precisamente, participan en esta grabación, se trata de Alberto Modino, a la trompeta, y de Elena Iglesias, ex de Los Flechazos, que con su Hammond deja una magnífica impronta en las canciones que componen este EP.

   El disco que sostiene entre sus manos, terrícola, se abre con todo un alegato, una defensa descarnada del diferente, una canción que, en forma y en fondo, resume perfectamente el secreto que se nos confió décadas atrás. Y es que "No te quiero ver aquí" es ROCK'N'ROLL en estado puro, en mayúsculas, un pepinazo que nos hace pensar en "The Witch", de los sempiternos Sonics. Una voz desgarrada, alaridos, guitarras afiladas; el primer corte de este EP lo tiene todo para convertirse en un himno del garaje patrio. "El entierro de un hombre rico... que murió de hambre" es el lúgubre título del segundo tema, una versión de una banda venezolana, The Pets, que firmó esta canción en 1968. Tras un comienzo oscuro con unas ráfagas de órgano, la luz se abre paso hacia el estribillo en forma de unas voces que nos llevan a pensar en los mejores conjuntos vocales del pop español de los 60. Una canción que alerta sobre lo efímero de la vida y acerca de la futilidad de los bienes materiales, aludiendo a una muerte segura que alcanza a ricos y a pobres por igual, un mensaje apoyado por una magnífica arquitectura musical y que se remata en el último tramo con un soberbio solo de guitarra; elementos que mejoran, incluso al número original. A continuación la aguja de su tocadiscos penetrará en terreno caliente, deslizándose a lo largo de otro temazo de proporciones cósmicas. "De ti pasé" es una vibrante historia de arrepentimiento, el grito de esperanza de quien pretende recuperar un amor perdido, que se estructura en torno a un riff de guitarra impecable y que se apoya en un órgano que nos recuerda, inevitablemente, a Los Salvajes. Pura magia. Y como broche final una sutil pincelada de psicodelia, eso es lo que plantea "Rock & Roll Circus", la última pista de este disco, que esconde la cara más lisérgica de Los Platillos Volantes, arropada, una vez más, por unas voces y un trabajo de instrumentación sobresalientes. Roberto Argüelles se encarga de dar forma al envoltorio perfecto para este caramelo, con una portada maravillosa que recoge a la perfección la intensidad y la pasión que gastan Los Platillos Volantes; un diez, maestro. 

   Desvelado el secreto, amigos, sólo nos queda difundirlo, y qué mejor manera de hacerlo que comprando este disco y pinchándolo a un volumen atronador. Es, sin lugar a dudas, la única forma de demostrar a los alienígenas que en la Tierra todavía hay indicios de vida inteligente. I Believe.

Binguero (2017)


domingo, 5 de marzo de 2017

The Nomads vs Sator – Split (Ghost Highway Recordings Ep)

Un disco de los Nomads siempre es noticia, aunque la banda se prodigue poco en los últimos años facturando música enlatada.  El responsable de la autopista fantasma (Marco)  ha sido el culpable de que las pocas rodajas de vinilo que los suecos han editado  en los últimos siete años vuelvan a ser noticia con la marca inconfundible de su sello. Este siete pulgadas compartido, cuenta con sobrantes en directo del paso de  estas bestias del rock and roll en la sala El Sol en el año 2014. Lecturas cargadas de intensidad con temas como “Better of Dead”  que venia incluido en su álbum “Powerstrip y  “Wasn’t born to work” recuperado de su trabajo “Sonically Speaking”  con un equipaje extra  de guitarras que te ponen el corazón al borde del peor de los colapsos. En la cara b nos encontramos  a Sator con Chips Kiesbye al frente que, curiosamente, es parte de los Nomads en la sombra y, para mi, parte  indudable del atractivo de este ep cuando se mercan un clásico de los Flamin’ Groovies como “You tore me down”, mas que fiel al original, que firmaron Chris Wilson y Cyril Jordan y motivo, mas que suficiente, para recuperar una vez mas ese disco imprescindible y fetiche que es “Shake some action”. Tras el arrebato de nostalgia comentado, toman fuerza y se sacuden un  “Rub it in” que mira a los ojos con arrogancia a cualquier tema de los Nomads , por que es punk rock de primera interpretado a tumba abierta sin dar tregua para coger ni siquiera una bocanada de aire. De igual modo, una cara b absolutamente brillante en este disco que, prácticamente, esta agotado en sus ediciones en vinilo de color,  marca de la casa y con los surcos negros. En nada.... ! pasto de coleccionistas! 

(Oscarkotj -2017)



martes, 28 de febrero de 2017

Pow Wows – Hey Doctor (Hidden Volume Records Single)

Cuando tan solo faltan unas pocas semanas para que estos oriundos de Toronto pisen los escenarios de Europa su nuevo single se deja caer en mi giradiscos. De nuevo es el recomendable sello de Baltimore, Hidden Volume, quien calienta mis oídos y pone brillo en mis ojos con otra de sus mas que cuidadas ediciones. Una de las 100 copias en color gris gira ya en mi equipo y por los altavoces suena un “Hey Doctor” a ritmo tribal que invoca al inmortal Bo Diddley, con las  guitarras peligrosamente afiladas y una banda que desprende electricidad a lo largo de los cuatro minutos de insano rock and roll cargado de feedback. Dando la vuelta al disco nos encontramos con “Killing Floor” con un guiño a los Cramps  y Link Wray  desde el primer guitarrazo que abre esta cara, para reencontrarnos  por momentos con tipos como Stiv Bators, Jeffrey Lee Pierce, Peter  Perrett en un tema donde el teclado es omnipresente en los cuatro minutos que tiene de metraje, moviéndose las seis cuerdas entre el punk rock con clase y los eternos sonidos de los instrumentales mas clásicos. De momento, en mi cabeza, la idea clara de ir rescatando sus lp’s  para Get Hip,  a la espera de poder verlos en directo junto a mis queridos Jibaros a finales de Marzo en Madrid.
  
03/21 Barcelona, Spain @ Sala BeGood
03/22 Orihuela, Spain @ La Gramola
03/23 Valencia, Spain @ Magazine Club
03/24 Vila-real, Spain @ Japan Rock Club
03/25 Madrid, Spain @ Wurlitzer Ballroom
03/26 Zaragoza, Spain @ La Ley Seca