lunes, 20 de abril de 2015

The Scumbugs – Buggin out with (Screaming Apple Lp)

Tras la reseca del dichoso día del disco, en donde un montón de gente se vuelve loca por hacerse un puñado de discos y, en muchos casos, alardear absurdamente de ello, yo vuelvo a rebuscar entre la pila de material acumulado pendiente de escucha y recupero un disco que tiene ya unas semanas y escupe rock and roll de serie b en toda regla. Desde  Noruega llegan estos gusanos que ven su puesta de largo gracias al sello del amigo Ritchie, toda una institución  en los sonidos de garage en las ultimas décadas. Este quinteto, que ya disponía de un single,  te llena la cabeza de garage punk sin concesiones, fuzz, farfisa, ritmos fáciles y pegadizos , gritos al unisono, ruidos guturales y ganas de montar el pollo en  cuanto enchufan sus guitarras. El resultado es un disco compacto repleto de temas que te hacen mover el culo y vociferar cuando suenan canciones como “2nd floor” que abre el disco y que  te impide levantar la aguja de los surcos. “The fly”, “Go Go Song”, “My baby’s gone away” (que se recupera del single anteriormente nombrado), son trallazos de rock and roll  que te tocan cada unos de los nervios, que sinapsis tras sinapsis conforman tu maltrecho sistema neurologico. A medida que los temas se suceden menos ganas tienes de aplastar con tus zapatos a estos gusanazos ,! ya te estan ganando! y su “Electroluxxx”,mientras, suena gloriosa a la vez que “Gotham City” o “Tarantula” aunan fuerzas para  poner mis neuronas patas arriba. Es inevitable que fragmentos de la “Metamorfosis” Kafkiana  hagan aparición entre mis recuerdos para los que en esta jornada post día del disco, los Scum Bugs empiezan a conformar la banda sonora, valida a lo largo de los siguientes 364...siempre repletos, como no puede ser de otra manera, de grandes discos que iremos desgranando puntualmente por este reducto bloguero. (Oscarkotj – 2015)




domingo, 19 de abril de 2015

Willie Nile - One night in Valladolid


“Creo en ti, en mi, en la música. Creo en la compasión, en la justicia, en la libertad. Creo en nosotros, en la raza humana. Creo en la guitarra…” (Willie Nile, 2015)

Así terminaba el bueno de Willie el concierto que le acercó a la sala Porta Caeli de Valladolid el viernes 17 de mayo de 2015 dentro de la gira que le lleva a recorrer la península presentando el nuevo disco “If I was a river”, el décimo en estudio, de una carrera marcada por las buenas canciones y la escasa repercusión, bien pensado en el panorama artístico lo normal es la escasa repercusión, lo anormal son las buenas canciones, y de esas Willlie las tiene, las maneja y las defiende.

Acompañado por una formación mínima, Danny Montgomery a la batería y Jorge Otero a las guitarras, mandolina y voces, no necesitó más que su acústica y su teclado para volver a hacer una demostración de intensidad y efectividad al alcance de unos pocos. Que vitalidad para un hombre a punto de cumplir 67 años, que sigue cincelando su pequeña leyenda en pequeñas salas y bares en los que poder trasmitir su pasión por la música, su amor a las canciones. Lugares comunes que acaba trasformando en auténticos templos de veneración y respeto a las canciones, tan poco valoradas en el presente y tan necesarias siempre (por lo menos para una mínima parte de la sociedad).
Willie propone un viaje que inicia en solitario al piano con la preciosa y épica “Streets of New York” y cierra con el éxtasis colectivo de “One guitar”, un viaje en el que el oyente es muy libre para subir o no en el barco que Willie capitanea, pero si por el azar de la vida no aprovechamos el camarote de lujo que nos cede, habremos dejado pasar una oportunidad extraordinaria de volver a reencontrarnos con lo que la música era y jamás debió perder: pasión y verdad. Dudo que las canciones tengan un carácter curativo físico pero está claro que Willie si cree firmemente en el carácter curativo espiritual de las melodías y las palabras, y a ello juega durante el tiempo de su show, se desnuda delante de su público, parte rendido de antemano, parte expectante y una tercera parte indiferente al juego que propone Willie, somos libres de aceptar las reglas y de jugar o no, pero si juegas, buff, es la bomba, rocanrol en vena que te lleva a una sonrisa al quedarse el escenario vacío y a oscuras. Y nosotros quedamos huérfanos de la luz que nos ha guiado a través de “Rite of spring”, “Far green hills”, “Vagabond moon”, “The innocent ones”, “Give me tomorrow”,  “Lost”, “She´s got my heart”, “She´s so cold”, “Sweet Jane”, “Sunrise in New York City”.(de hecho esta dudo si la tocó pero la tengo en mi cabeza desde el final del concierto, es lo que tienen las buenas canciones, unas llevan a otras).


Un juego en el que Willie es no sólo el maestro de ceremonias, sino el tahúr que reparte la baraja a su antojo a unos jugadores que en la partida volvemos a ver pasar cartas que habíamos olvidado en la desmemoria y en la pérdida de inocencia que con los años vamos arrastrando. Con la vital ayuda de Danny y Jorge el ritual ha vuelto a surgir y calar en los descreídos, en los devotos y en los que todavía creen que la música alimenta una parte importante del ser humano. Gracias Willie por mantener encendida la llama, por las canciones, por la pasión en el trabajo del músico. (Tomi -2015)


jueves, 16 de abril de 2015

Nacha Pop - Buena Disposicion

Creo que alguna vez ya he escrito que soy fan de Nacha Pop, bueno, en realidad soy fan de Antonio Vega, con todo lo que entraña ser un fan de alguien tan montaña rusa, capaz de lo mejor y de lo peor en cuestión de horas. Probablemente su primo Nacho siempre arrastró el lastre de estar al lado de una personalidad tan exagerada y, me imagino, que como en muchos otros casos, su misión primordial sería más de apagafuegos y pegamento que la propia labor de co-capitán de la nave. Seguramente la pluma de Antonio era la eterna y la de Nacho la popular (tal vez sólo Serrat haya sabido casar ambas vertientes), bueno, este argumento de eterno/popular es una impresión personal que puede estar equivocada. También es justo reconocer que al lado de Antonio, comparando, cualquiera seríamos un frívolo.


De las tres etapas de Nacha Pop, claramente marcadas por las tres discográficas (Hispavox, Dro y Polydor), mi gran favorita es la etapa final en Hispavox (1981-1982), la era “Buena disposición”, una etapa que se escribe y resume en 15 canciones irrepetibles, que por lo menos personalmente me parece el momento de máxima diferencia conceptual entre Antonio y Nacho. En aquella época todos querían sonar como los Attractions de Costello, el Rumour de Parker, la E Street Band de Bruce, los Heartbreakers de Petty o los Rockpile de ellos mismos, pero en aquella época estamos en un país por hacer y una cosa era querer sonar como y acabar sonando como podías, querían o te dejaban. Nacha Pop era un diamante en bruto en el Madrid de finales de los setenta y principios de los ochenta, y ese diamante fue adquirido por Hispavox, entonces una compañía nacional puntera e influyente (que ridículo suena todo esto desde el presente, abril de 2015). Y ese diamante le tocó pulirlo en su primer disco a Teddy Bautista, ya entonces zorro veterano, hoy ya no estoy seguro si más veterano o más zorro, pero bueno, el tiempo pone y quita a cada uno, así que lo que el tiempo haga que el hombre no lo estropeé. El caso es que en 1980 sacan su primer larga duración, con una producción de la época, en la que se comenta que la mezcla editada no era la correcta, que sonaba menos contundente de lo que debía, el quiero y no puedo en estado puro. Una balada destaca en el conjunto, "La chica de ayer", que en la radio hablaban que si la voz de Antonio tenía la misma tonalidad de Lorenzo Santamaría, esto ya es prehistoria. Evidentemente la canción que marcó una época,  de la que ahora  nos llenamos la boca de alabar como un himno generacional, que cantamos en los karaokes y fiestas militares con gracia, salero y desafine, pasó con más pena que gloria por las listas y las ondas, vamos con mínima repercusión, así que Antonio y Nacho, ante las ventas escasas, pierden el crédito en Hispavox, si alguna vez lo tuvieron, y les dejan hacer a su propio saber y entender para grabar su segundo, y último, larga duración en el sello. Aquí llegan, por lo menos para mi, al pedestal reservado a los más grandes. En 1981 editan un sencillo como adelanto, entonces se hacía así, con "El sueño / Atrás", un auténtico manjar con un Antonio en estado de gracia compositivo que dejaba en pañales y minimizaba todo lo anteriormente escrito, con un sonido recio, eléctrico y firme. Muchos quilates que pasan inadvertidos a la audiencia, excepto a algunos críticos que caen rendidos a sus pies. La edición del disco grande se demora en exceso sin una aparente justificación, excepto el nulo interés del sello por el grupo, y cuando finalmente "Buena disposición" se edita, tarde, uno no podía dejar de frotarse los ojos ante la colección que Antonio, mayoritariamente, había escrito, con una autoproducción más que digna, de hecho nunca sonaron tan a GRUPO como en ese instante histórico, porque la era  "Buena disposición" es HISTORIA. Un manual acelerado para doctorarse en pop de guitarras eléctricas a la altura de sus maestros británicos y americanos. Nunca superarían la magia creativa que mostraron en aquel año, que completaron con otra gema perdida, “Ruidos en el desván”, un monumento que se pierde como cara b de un single. Luego habría otras dos etapas, con grandiosos temas pero sin un conjunto tan elevado como aquel instante radiante y luminoso. Tuvieron la fase del duro desierto en DRO (un sello, en aquellos mediados ed los ochenta, excesivamente ligado a un tipo de productos muy diferentes a lo que Nacha Pop representaban) y el tercer intento de alcanzar las listas de éxito con Polydor. Paradojas del destino, lo lograron con su disco en directo, su despedida como grupo, en el momento, por lo menos para mi, menos interesante y en la que el exceso alcanzó a los diamantes que Antonio había tallado con pulcritud años atrás. Todo lo que vino después alargó la luz de Antonio, pero jamás igualó el conjunto de la etapa "Buena disposición".

En esa época, en la era “Buena disposición” fue la primera vez que les vi  en mi pueblo, en el Pabellón Huerta del Rey, teloneando a Wilko Johnson, creo recordar. Todo es muy difuso, excepto lo mal que sonó aquello y lo poco que nos importaba, estábamos viendo a Nacha Pop, esos madrileños que oíamos en Radio 3, y eso era lo importante, lo único importante. Y “Buena disposición” sigue siendo un punto luminoso que viene y va.  (Tomi - 2015)
  
Etapa “Buena disposición”
“El sueño”, “Ruidos en el desván” (sólo en single)”

“No necesitas más” (Nacho), “Reflejo de ti”, “ Juego sucio”, “Tragaluz”, “Buque que no llega” (Nacho),  “Qué hiciste conmigo anoche” (Nacho), “Sonrisa de ganador (Antonio y Nacho), “Alta tensión”, “Visiones” (Nacho), “Atrás”, “Quiero estar mejor”, “Brillo perdido”, “Día tras día” (en el LP “Buena disposición”, excepto las indicadas, composiciones de Antonio)

domingo, 12 de abril de 2015

In my garage part II

Barreracudas nos atrapó hace unos años con sus discos para Douchemaster, tras la desaparición del sello de Atlanta, ésta banda dejó singles para Bachelor ,Windian y ahora éste para el sello Oops Baby,  con dos temas beben del power pop, glam rock y rock and roll en general, unos de esos singles perfectos que no piden mas que ser escuchados una y otra vez sin importar la cara a pinchar puesto que tanto “Promises” como “Young and dumb” son una  verdadera gozada.
Por este rincón teníamos aún pendiente  el ultimo single de Karatekas, hablamos de “Nubes Negras” un disco que  editaron en el año 2013 y que es  una adaptación del clásico “Stormy Weather” , pero que como fan confeso de los Reigning Sound que es el amigo Tamu Tamurai, se han fijado en la adaptación que la banda de Greg  Cartwright  hizo hace algunos años y a la que  los Karatekas le dan una vuelta de tuerca  y la hacen simplemente mágica  “Lloverá, no habrá sol al despertar, nubes negras desde que tu ya no me besas, parece que llueva sin parar…..”  y no puedo evitar imaginarme a  los Runnaway Lovers  con Santiago Delgado haciendo lo coros a esta canción. En la cara b “Los besos que no volverán”  adaptan de manera magistral un oscuro medio tiempo de garage punk que fué recuperado por Tim Warren en la serie  Teenage Shutdown!, concretamente en el volumen 6,  encontramos la versión original de este tema “Sad lovers (live today) a cargo Three from three, y que el cuarteto de Pamplona llora con magia similar al original cuando  cantan frases como “La canción que yo te regalé, me recuerda al día en que te besé…..” un single que desde su edición ha sonado muchas  tardes en este garage. Editado entre los sellos Cantabric y Chin Chin Records Mundiales.

Tamu Tamurai nos permite escuchar el último single de Los Jambos,  de momento en formato digital  y  en donde el trío Jambo dan rienda suelta a su particular sentido del humor,  con sonido chatarrero sacan brillo a temas como “Morro de Alf”,  rockean  con su “Himno Jambo” sin necesidad de buscar en  oscuros sellos,  a oscuras bandas,  idolatradas por oscura prensa underground. Se acuerdan de los que siempre están junto a ellos con el tema “Mis amigas” y cierran con una pequeña joya que me toca el corazón,  “No pasa el día”  es el título y es puro pop  sin edulcorar de encantador sonido chatarrero, todo ello bajo la supervisión de  Iñigo Cabeza fuego.  Tras escuchar esos nuevo temas no puedo evitar recuperar su primer Ep en donde a golpes de guitarra robados a punta de navaja a Link Wray desgranan “Pijoflautas”,  recuperan un fraseo clásico del rock instrumental para  dar forma a “Me va bien”. Suenan sin trampa ni cartón cuando escupen “Mediocres en la universidad” o  arengas como “Fumar” llena de primitivismo sónico.

LesSynapses  llegan desde Le Havre y su primera reacción psicodélica llega de la mano del sello New Sound que ha editado unas muy recomendables recopilaciones de 60’s punk. Esta es la primera referencia dedicada a una banda actual y el resultado es dispar “Bombe anatomique” abre el disco con efluvios psicodélicos  de sosegada ejecución , que dan paso a un fuzzmaniaco “Hypersonie”  para volver a la psicodelia de densos guitarrazos  llenos de fuzz  y endiablado beat de batería en un paranoide “Soucis Details”. Dando un repaso por su página vemos que no dudan en hacer versiones de temas  de títulos tan diferentes  como “Love at psychedelic  velocity”, “I wanna come back (from the world of LSD)”, “Suzie Creamcheese” o “Psychotic Reaction”  mientras yo voy a recuperar el volumen 3 de la serie Pebbles sin mas dilación.
Desde Alicante llegan Las Sultanas,  que ya disponen de un ep de cuatro temas editado por Summer Bummer, (No confundir con la banda  americana que sacaron un 7” con el sello Boom Boom).   El disco lo abre “Hindi” y los sonidos de los recopilatorios “Girls in the Garage” se dan cinta en mi maltrecha memoria, al igual que nombres como Brood, Pandoras, Headcoatees o mas recientemente Paralleles. Recuperan un par de versiones, el mega clásico “Jezabel” al que aportan mas  toques exóticos si cabe y “Rober”,  una adaptación del “Love me like before” de los Faraones de Sam Samudio en clave pop, para cerrar “Come to me”  en donde el pop predomina  y las guitarras recuerdan al “For your love” de los Yardbirds en sus primeros acordes.
Mas chicas en el garage que nos dan a conocer el amigo Juanma desde su sello Sunny Day, The Mentalettes entran sin mirar con “Lover’s wasteland”, órgano sin miramientos, un ritmo de batería imparable y la guitarra abriendo heridas, un tema que es un bofetón de garage punk que no da tregua. “Tides” en la cara b, levanta el pie del acelerador,  pierde la urgencia  y gana en matices de psicodélicos momentos. Un  disco que anima a localizar su anterior trabajo en Copase Disques  también en formato  7”.

Y hablando de matices solo hay que poner la aguja sobre  el nuevo ep de los imparables Los Huéspedes Felices, cuatro temas componen su nuevo  disco  en donde a golpe de melodías  aprendidas de los Byrds y voces ensayadas con las viejas bandas californianas de fondo nos  llevan a  temas como “Viajes en color”,  crean un muro de fuzz y melodia cuando interpretan “Ni un minuto mas” y me sorprenden de nuevo  cuando son capaces de inventar su propio universo de sonidos en temas  como “Nunca es tarde”. Para cerrar esta nueva entrega  con “Extraños” de sonido denso , que nos hace esperar un nuevo lp de temas recuperados que esta a punto de salir en Clifford y un nuevo álbum que ya están maquinando estos Huéspedes que en tiempos complicados como los que corren, tratan de mantenerse felices.
Mike Stax es una de las personas que mas admiro desde hace muchos años, tanto por su labor al frente de esa Biblia que lleva por nombre Ugly Things, como por su labor como músico. Su ultima banda The Loons entrega canciones con cuentagotas y entre esas entregas nos encontramos con este single que suena tremendo “Miss Clara Regret” que es una lección de rock and roll en toda regla,  donde se dan cita la psicodelia, el beat, el garage, el r&b  y las bandas de energía incendiaria. Con esta miscelánea de estilos, logran crear un tema con personalidad propia,   donde la banda es una maquina de facturar rock and roll sin el mas mínimo resquicio de apatía firmando un tema merecedor de muchos kilates. En la cara b rinden tributo a la banda por la que Mike Stax vendió su alma al diablo hace muchos años, hablamos de los Pretty Things  cuando bajo el pseudónimo   de la “Banana Eléctrica” dejaron una serie de lp’s con música para películas de bajo presupuesto y  cintas  porno descafeinadas. En uno de esos lp’s se encontraba  este magnífico  “Alexander” que los de San Diego defienden con ganas, pero,  sin duda, me quedo con la versión que hicieron los Plasticland. Mientras volvemos a degustar este single,  ya tengo puesto el objetivo en su nuevo lp editado por el sello Bomp!
Y cerrando la trasera del garage por hoy, ponemos en el giradiscos el último disco de la banda de  Porland  The Pynnacles, que podemos escuchar gracias mis amigos Matt y Melissa de los Sellwoods. Un single en donde la banda de Tamar Berk recupera el espíritu teenager de las viejas bandas de garage punk y mas concretamente rinden homenaje a una banda local que en los 60’s single llamada The Deepest Blue, recreando los dos temas del  único single que hicieron y  que vió la luz  en 1966.  “Somebody’s girl” tiene toda la magia que hace que adore este tipo de bandas y sonidos. Los Pynnacles  recuperan esas sensaciones cuando interpretan este tema, magnífica ambientación sonora , un bonito trabajo de teclado y Sean a las voces  realmente sublime. Dando la vuelta al single “Pretty Little Thing” para redondear y recrear un disco que,  si en su día volvió loco a unos cuantos chavales en Portland,  hoy gracias a él podemos redescubrir dos bandas. Una que es historia,  de la que solo se podrá en leer en fanzines hechos por locos  y la otra, una banda que desde que los escuché por primera vez me sorprendieron. Si además el single cuenta con un fanzine de doce páginas en donde Greg Prevost (Chesterfield Kings) cuenta la historia de Deepest Blues y el propio cantante de la banda nos ilustra como fueron aquellos tiempo con fotos  para hacernos una idea más clara, ¡!este disco se me hace mas que necesario!!. (Oscarkotj-2015)

martes, 7 de abril de 2015

Ghost Highway Recordings seis años a cinco pulgadas


Volvemos a este tugurio en donde habita la subcultura en forma de discos, libros, comics, posters  y demás parafernalia al uso que impiden ver las paredes, y lo hacemos recuperando los seis 5” que el sello Ghost Highway hizo de manera ultra limitada para celebrar su sexto aniversario.   El primero de esos discos de juguete lo firmaron The Connection,  que cojen por banda dos temas ajenos para inyectarles mas entusiasmo si cabe que a los originales. Por un lado hacen un retroceso al punk rock de los 70’s y recuperan “First Time” del primero de los Boys británicos que es una inyección de adrenalina sonora cuando se enzarzan con el “The Kids are alright” de los eternos Who, dando auténtico significado a la etiqueta power pop. La siguiente entrega corre a cargo de The Inseminoids en donde encontramos a componentes de Skurkarna escupiendo punk rock en ese “I wanna smash your face”, mientras que en la cara b sellan sus bocas para hacer un vibrante  instrumental muy diferente a lo que nos tienen acostumbrados cuando se ocultan bajo las mascaras y que lleva por título “The Inseminoid Stomp”. No Tomorrow Boys que ya tienen un par de temas editados por este sello en aquel magnífico recopilatorio en formato  10” dedicado  a las bandas de Portland  bajo el título “Stumptown Rock City”  y del que dimos cuenta en este blog. Los dostemas que han aportado a esta serie son por un lado “I go ape” de Neil Sedaka que el  trio con las navajas impresas en sus chupas de cuero desmenuzan con su habitual saña, rock and roll de verdad y del que mucho me temo los llamados “rockers”  no se han dignado ni a escuchar. Cuando macarrean con “Rovin Man Blues” no hago más que sentir admiración por estos chicos que han visto su único  lp “ Bad luck baby  put the jinx on me” editado en Europa por el sello Hound Gawd!, y como anécdota el capo de este sello Oliver me confesó que la primera vez que supo de estos chicosfue gracias a este blog. Sonny Vincent rinde tributo a su  viejo amigo  Scott Asheton (Stooges) , recuperando de su increíble legado grabaciones que ejecutó con el propio Scott a la batería, y lumbreras como Cheetah Chrome a la guitarra y Captain Sensible al bajo que acompañaron  a este incombustible personaje del rock and roll en el tema  “Epic ripped up letter”. En la cara b un tema con ADN propio y con otra formación diferente en donde las guitarras echan fuego y te dejan con ganas de mas Sonny Vincent, que cuenta en la notas de este disco historias de esas que nos hacen escuchar las canciones no solo con los  oídos, sino también con el corazón.  Por cierto, dejar como apunte la edición en formato de doble lp a cargo del sello  Alien Snatch de más material del amigo Vincent.  Desde Suecia llegan Aoousch! Un nombre que posiblemente no te diga mucho, pero si te cuento que en sus filas encontramos a Hans Östlund (Nomads) junto a veteranos punks del periodo comprendido entre 1977 – 1981 que militaron en bandas como Usch, Aoouh!, Warheads ,…. la cosa ya se pone interesante ¿verdad? . Esta banda ya hizo un 7” para Munster Records, y los dos temas que aquí encontramos son un ejercicio de punk rock  con las tablas de la vieja escuela .Otra rareza a coleccionar de este sello que crece paso a paso, entrega a entrega.
Cerrando este auto-homenaje Dirty Denims,  dos chicos y dos chicas que siguen las lecturas de bandas como AC/DC, Gluecifer, Ramones, Donnas o Blondie, con varios discos en su CV y con una  cara A que bajo el título “Tell me what you want from me”  deja claro que tipos de sonidos adoran.  Pero me quedo con la lectura del clásico de Joan Jett que cierra el disco “Bad Reputation”. Desde este blog le deseamos lo mejor para ese viaje a través de la autopista fantasma que ha tomado, donde, ¡ojalá!  a cada kilómetro, se les ocurran locuras como ésta, que por otro lado,  cuentan con un muy peculiar diseño gráfico en todos y cada uno de los seis discos que lo componen.







lunes, 30 de marzo de 2015

In my garage

Estimados lectores, como bien ha quedado latente en los últimos años, la actividad de este blog ha ido decreciendo con el paso del tiempo. Los motivos no vienen a cuento, sería largo y un tanto pesado detallarlos, pero  lo cierto es que la sensación de encontrarme estancado tanto en lo profesional como en lo personal hacen que a veces el desarrollo de la actividad diaria se ralentice y, lejos de dar  pasos adelante, siento por momentos haberlos  dado pero hacía  atrás, como atrás han ido quedado un puñado de discos que se  acumulan  en este pequeño reducto desde donde trato de desconectar de todo, no siempre con el éxito esperado.
Ahora, antes de empezar a poner a girar discos, quiero hacer una mención a dos personajes que han ocupado unas cuantas horas en mi vida y que a lo largo de este año en curso no la han abandonado. Por un lado el crápula de Kim Fowley del cual he tomado el título de una de sus canciones para dar bautizar este post.  En su haber un buen puñado discos, tanto regulares como irregulares, pero siempre metido en donde estaba la acción. No voy a hacer un repaso a su vida, pero si  quiero dejar constancia del hecho de que algunas de las bandas que en cierto modo  han marcado el rumbo musical de mi vida, tenían su sombra detrás. Por otro lado, un eterno recuerdo para Michael Brown, fallecido hace unas semanas y que nos ha dejado como legado las canciones más bonitas que uno puede echarse a los oídos, creo que nadie puede negar que el primer lp de Left Banke es una absoluta obra maestra y todos y cada uno de sus temas estarán siempre muy presentes en  mi memoria. 
Y ahora, sin más preámbulos, es el momento de poner discos en el plato y llenar este habitáculo de rock and roll!!!!

Empezamos por mis amigos Los Glurps!! que en este tiempo han visto editados dos ep’s  para la marca Jaguar. “La Criatura”  abre la cara A  de su ep  del 2013 con introducción de Leighton Koizumi (Morlocks/Gravedigger V)  guturales sonidos que hacen honor al título del tema y gritos femeninos que te llevan a recordar todas aquellas viejas películas de horror de serie Z. En la cara b rock and roll de garage en toda regla con ese “Mientes” y “Ella es mi chica” con un solo de guitarra tan brutal como fugaz, este último tema usurpado del “Fat, drunk and Stupid” de los Crusaders  australianos. “8 minutos, 28 segundos de mamporros con los Glurps!!” es el último trabajo hasta la fecha de los valencianos, cuatro temas con un sonido más contundente que sus anteriores trabajos, “No quiero , no puedo” es un serio candidato para aparecer dentro de unos años en cualquier recopilatorio tipo pebbles dando cuenta de bandas que hacían este tipo de sonidos infectados de acné juvenil, fuzz y farfisa.  Recuperan el tema “Cariño” de la banda en donde militó el ahora reconocido Hendrik Roever   llamada Los Nada  y al que este quinteto le dan su particular punto de vista,  “Tu extraño ser”  y una adaptación en castellano del tema de los Breakers (Memphis  1965) que titulan “No estoy muerto”   que estos chicos defienden con ahincó pero sin desprender la magia del original. Dos ep’s que cuentan con los lapiceros de Mik Baro, perfectamente atesorables para los amantes de los sonidos 60’s hechos en la actualidad.

Hace meses aparecieron en mi buzón unos temas de una banda llamada Supersiders, el matasellos tenia procedencia de Gijón y los temas son hoy una realidad en formato ep editado por el sello Music Save my Life. Los Asturianos abren fuego con “Raining in town” que por momentos me recuerdan  a  The Leaves con su frenética adaptación del “Hey Joe”, cabe destacar el trabajo de órgano de Ivan y sobre todos las guitarras de Pablo que son una inyección de vida,sin  pasar por alto la armónica  de Jorge Explosión que es además el responsable del sonido de este disco. En la cara b se decantan por sonidos más primarios  y ritmos básicos en ese “Un chico enfermo” un tema de manual  que seguro será banda sonora de muchos chicos  y no tan chicos, enfermos o convalecientes de miles de males, como podemos serlos tú y yo. Cerrando este ep  “Baby blue” en donde hacen un guiño al inmortal  tema de Bob Dylan y que ejecutan en clave de folk rock, con las guitarras tejiendo melodías perfectamente arropadas por el sonido del teclado, Iñaki imprime personalidad  a la voz y Chusin y Chalo bajo y tambores respectivamente marcan el compas de unos temas que ganan a cada nueva escucha,  un disco que lleva el sello de favorito personal .

Gora Gora Kids hacen entrega de Jaiki & Shake (Levántate y Agítalo)  su segundo ep para  Blue Car Records,  que se abre con un efectivo “Neskamutilak” de magnifico ritmo cuadriculado y  sonido hipnótico que me tiene totalmente enganchado. La aportación del nuevo componente de la banda se deja escuchar en “Bederatzigarena”  en donde Elisa le pega al teclado y Xavi aporta un mortal y fugaz guitarrazo que actúa como desfibrilador sónico.  “Etzait Inporta” abre la cara a golpe de maravilloso pop simplón  que no todo el mundo puede presumir de hacer y cerrando un instrumental repleto de theremin marciano, gritos desde el sótano y ritmo sacado de la banda sonora de la familia Munster. Un disco que en cuatro canciones  hace un paseo por diferentes  estilos pero con cohesión y cantado en ese “Exotic basque language” como bien dice Julen Azpitarte en la hoja promocional.

The Othermen llegan desde NY, hace meses nos hicimos cargo de su lp para  Killer Diller. Estos nuevos temas  los conocimos  cuando buscaban un sello que los pusieran en el mercado, cosa que, finalmente, hizo el amigo  Sasha (Chickpea Records) llevándoselos a su cuartel general. La locura está servida desde que comienza a sonar “(Do the) Stand Still” con la banda distorsionando a tumba abierta con un teclista que se ha vuelto loco y un vocalista rozando la esquizofrenia, garage punk sin concesiones capaz de sorprender a los Cramps mas paranoides. Dando la vuelta al vinilo un “We love you” realmente inquietante con el bajo de Oweinama (Electric Mess) que te lleva en volandas hacia el abismo mientras que Kayla Asbell te araña los oídos y las neuronas a cada golpe de tecla, las guitarras y el vocalista mantienen el tipo en un tema realmente demoledor . Cerrando este artefacto “Friends done dead” que no hace más que confirmar el poderío sónico de este cuarteto que desde luego no deja indiferente con su particular sonido.

Tras los de NY llegan The High Learys para recolocar las neuronas en su lugar. Soundflat es el responsable de la edición de este single, sello que editó su magnifico lp en el año 2013, (de la edición en formato cd se hizo cargo el sello Off The Hip). Los australianos dejan constancia de su buen hacer  con dos temas que hacen esperar más canciones de 60’s sound creadas con verdadera devoción “Clear my mind” es una mezcla de pop y sonidos ácidos que te traen a la cabeza tanto a los Doors como a Left Banke por partes iguales, mientras, en la cara b suena un espectacular “I’m fool for you” que desde la primera escucha se gana el status de mi tema favorito , una canción  con un poso de pop raro y beat  aderezado con mucho teclado que no me canso de escuchar, con canciones  como estas es normal que su primer lp se agotara al poco de salir como mucho me temo ocurrirá con este single que solo se sirve vía pedidos por correo a su sello.



Siguiendo con pop y beat raro o como dicen los entendidos Freakbeat, tres quintas partes de los magníficos Jaybirds (Austria) y componentes de los también recomendables Attention han formado BJ’s New Breed que han editados dos singles para Time for Action totalmente necesarios para los que amamos estos sonidos. ºPor un lado “Baby’s gone for Good” cargada de intensidad vocal y omnipresente sonido de teclado, pero me quedo con la cara B donde se esconde “one man woman” un dinámico ejercicio de beat para desgastar suela en toda regla. El otro single tiene un sonido mágico cuando suena “I’m sorry” en donde cada uno de los instrumentos hace su labor como por separado pero logrando en conjunto un tema apoteósico, con las voces sonando a gloria, las guitarras inyectando fuzz y  el vox continental dejando su marca personal que junto a  la 
veteranía de unos músicos curtidos en este tipo de sonidos que han mamado durante mas de 20 años
y que saben perfectamente como jugar con ellos para conseguir temas este o  “The harder they come”  que encontramos en el reverso de este single y sin duda mi tema fetiche de los cuatro que desgranan este quinteto, haciéndome sentir lo mismo que cuando en su  día  me volaron la cabeza The  Attack y encima con dos portadas para el muro. 

El primer Ep de Thee Four Teens fue editado hace tiempo por el sello sueco Kent Records. Kevin Shappen de los Spider Babies no se complica la vida, su pasión por la marca Vox es enfermiza y la malla que recubre los amplificadores Voz sirve de fondo para este ep de cinco temas escupidos con saña y repletos de punk rock con espíritu 60’s “Righ Now”, “Bad Girl”, “We know what to do” se suceden a piñón fijo unos tras otros como si el tiempo corriera en contra. En la cara b “Wanna get real numb” suena con urgencia, el bajo de Della marca el ritmo con seguridad, June adorna a la perfección con el teclado y las guitarras suenan crudas, mientras los coros redondean el tema. Para cerrar con “You’re gonna miss me girl” un tema que de haberlo escuchado con 16 años no se que hubiera sido de mi, si ahora me gusta de esta manera!,  como bien pregonan en  el disco que en KOTJ hemos editado a esta banda de Portland “14 till we die”.

Derivando hacia sonidos más canallas nos encontramos con The Great Dismal Swamis que desde Norfolk (Virginia) disponen de un cd y varios singles en diferentes sellos de los que iremos dando cuenta en futuras entradas a este blog, de momento desgastamos diamante sobre los surcos del ep que Fandango Records editó el año pasado. Cuatro temas con mala baba y mucho rock and roll, solo por el tema “Whiskey Twitch” que cierra el disco ya merece la pena buscar este artefacto, en donde Jeff Dahl, Dead Boys, Lazy Cowgirls y bandas de similar pelaje mostraron a estos chicos como patean culos con clase, siguiendo esas enseñanzas desgranan “Loch Ness Lightning” o “Deuces and Douchebags” temas de punk rock a la antigua usanza. Abriendo el disco “Surfin’ with the Swamis” con toques de teclado  y con el sonido instrumental más presente que en sus otros disparos de punk rock. Otro artefacto de estos chicos es el ep “Phantom Tollbooth” que cuenta con tres ediciones para diferentes sellos , cada edición  posee  una portada diferente pero el contenido es el mismo en los tres, cuatro puñetazos que te dejan marcada en la cara la palabra punk rock. Abren con “Box wine bitches” con Stephen Marsh prendiendo fuego a la guitarra de manera que has escuchado un millar de veces en un millar de bandas, pero que aun así cada riff que sale directo a tus oidos hace que la vena ( no determinaremos cual) coja dimensiones fuera lo normal, el resto de temas “Phantom Tollbooth”, “I wanna get ripped” y el rock and roll canalla de “Ufos”  son una vía de escape perfecta para momentos complicados. Los sellos que han apostado por este artefacto son RZO Records, Dead Beat Records y Windian Records.

Cerrando por hoy recuperamos a Jake Starr que junto a los Delicious Fullness editó un single en edición limitada de 300 copias en vinilo rosa con tres bonitas portadas diferentes (100 copias con cada portada)  como adelanto de su lp Tastes Good!!! en el que un
servidor  como cabeza visible de KOTJ  Records se implica junto a tipos de dudosa reputación como Marco de  GH Recordings, Dave Blakey de AM Records y Carey Neil capo Strange Magic Records en un prometedor lanzamiento. Los temas, adelanto de un lp magistral que prácticamente esta sold out,  son “Yummy” con el poderío vocal de Jake Starr en plenas facultades con una banda que suena como un cañón con el aliciente de tener personalidad propia. En la cara b un favorito personal como es “Learnin’ to Howl” que ahora al re-escucharlo en formato 7” me hace sacar pecho por haberme metido de lleno en la  edición de un disco tan cojonudo como este. 

Desde Londres llegaron The Flying Rats con un primer ep en tirada limitada, un duo con Rod guitarra/voces y Snoop a la batería que se mueven entre el sonido de los Headcoats  y las primeras referencias del añorado sello Estrus, rock and roll sin complicaciones, guitarras afiladas que rinden pleitesía a Wilko Johnson en “Ten Times Harder” o recogen el legado del Psychotic Reaction de los Count V en “As I said before” , mientras que la inmediatez de los Undertones sale a relucir en “Fiasco Parania” y “Low Budget Daydream”. En la actualidad funcionan como trío al reclutar a Curita a las guitarras y Rod haciéndose cargo de las cuatro cuerdas.

Cerrando por hoy una de mis bandas favoritas The New Trocaderos  que no son ni más ni menos que Brad Marino y Geoff Palmer de los necesarios Connection que junto al incombustible Kurt Baker han grabado de
momento dos singles para GH por los que puedes, sin pensártelo dos veces, vender tu alma al diablo. Power Pop escrito con mayúsculas. “Money talks” con una portada que simula al “Some Girls” de los Stones contiene dos temas directos que reviven los mejor de la New Wave, el regusto a las primeras canciones de Elvis Costello se concentra en “The Kids” mientras que el rock and roll sin aristas se saborea en “Money Talks”, la otra referencia titulada “Kick your Ass” se arranca bajo el beneplácito de Chuck Berry,  guitarras clasicotas, piano alocado y una banda que te hace disfrutar transmitiéndote que se lo pasan en grande haciendo nada nuevo. En la cara B “Brain Gone Dead” y ese medio tiempo de guitarras cristalinas que me transportan al lado de mi “Dream Girl”.

!!!!Hazte con estos dos artefactos antes de que sea demasiado tarde!!!.... si no lo es ya. (Oscarkotj-2015)

miércoles, 11 de marzo de 2015

The McLovings - All work and no booze (Autoprooduccion Cdep)

The McLovings son una banda donostiarra que toma su nombre de uno de los personajes de la película "Supersalidos" ("Superbad" en la lengua de Shakespeare y Ray Davies), y que acaba de publicar una demo autoeditada a modo de EP con tres temas; un triplete ganador que les convierte en una de las grandes esperanzas del punk rock y del power pop patrio. Asiduos de la escena rockera de la capital guipuzcoana, Iñaki (guitarra acústica y voz), Mikel (batería) y Raúl (bajo y coros) son compañeros de viaje desde la infancia, lo que les ha llevado a compartir gustos, aficiones e inquietudes al frente de varias bandas de rock'n'roll. De entre ellas destaca Las Superguarras, formación seminal de estos McLovings en la que, en clave más teenager y con una factura más cruda, ya se adivinaban algunas de las influencias de la banda. Antiguos cachorros de la escena de Buenavista, los componentes de McLovings se han codeado desde su adolescencia con las formaciones vascas más potentes de finales de los 90's y principios del nuevo milenio, tales como Señor No, Discípulos de Dionisos, o Nuevo Catecismo Católico; muestra de una brillante y fecunda promiscuidad, que les ha llevado a compartir con alguno de sus miembros proyectos tan interesantes como Gran Yate Especial. Los componentes de The McLovings gozan ahora de una segunda juventud, resurgiendo de unas cenizas que nunca se apagaron, para ofrecernos su mejor versión, y lo hacen con un puñado de canciones que nos deja con ganas de más, herederas directas del power pop de la escuela del maestro Paul Collins, deudoras de los girl groups Spectorianos y con un aroma retronasal en la cata que recuerda al mejor punk pop de la escudería Lookout, aquella que en los estertores de los 90's tocó el cielo con varias de sus bandas y con un puñado de discos sobresalientes. En esta nueva etapa es fundamental el trabajo de Ioane, a las voces y a los teclados, y el de Javi a la guitarra, ambos han contribuido a cimentar el sonido de The McLovings, dándole solidez y ampliando su paleta sonora.

El EP se abre con "I'll Be Waiting (Sha-La-La-La)", un tema que combina unas espléndidas guitarras y unos coros propios del mejor Paul Collins con un deje ramoniano que nos recuerda a los Queers más melódicos y contagiosos. Puritito punk rock con clase, melodía y savoir faire, que hace que nuestros pies no paren de moverse a lo largo de este primer asalto. "Suena la música" es el segundo golpe sobre la mesa de "All Work, No Booze", y puede ser considerado el mejor tema del EP. Un tema cantado en castellano, en el que todo suena en su sitio (ojo con esto, que no es ninguna tontería) con un teclado que cobra especial protagonismo, un fraseo vacilón y una letra con la que es fácil sentirse identificado cuando caminas inexorablemente hacia el club de los cuarentones. Por último, "Sweet Sweet Girl" cierra el EP de manera brillante, abriendo fuego con unas guitarras que recuerdan al power pop aussie de bandas como The Chevelles o The Early Hours, para ir creciendo poco a poco hasta convertirse en un imponente medio tiempo que podrían haber firmado perfectamente bandas como los Plimsouls o The Beat. Pero lo mejor de estos McLovings es que, a pesar de sus influencias, mantienen desde el primer corte del EP una marcada personalidad, con detalles que aportan a su sonido ese toque que les diferencia de otras bandas y que hace que su planteamiento resulte especial y muy atractivo; en algún tema puede ser una ráfaga de teclado, en otro un cambio de ritmo, y en este caso la armónica y el pasaje conversado y cantado entre Iñaki y Ioane. Un tema soberbio que pone el broche de oro a un sobresaliente EP que, por derecho, merecería captar una mayor atención y traducirse en formato físico; si es en vinilo de siete pulgadas, mejor que mejor.

Así que ya sabéis, responsables de sellos discográficos de todo el mundo, echad vuestras redes sobre estos donostiarras que están llamados a hacer algo grande. Y a vosotros, melómanos, si os gusta la melodía y la garra de bandas como Yum Yums, Paul Collins Beat, The Model Rockets, The Queers o The Mr.T Experience, no dudéis en dejaros caer por el Bandcamp de The McLovings, disfrutad de sus temas y descargadlos; si os gustan, es totalmente gratuito. "All Work, No Booze" es todo un soplo de aire fresco en la escena musical de este país, ojalá que tenga continuación lo antes posible; de momento, y a la espera, yo también me hago McLoving. (Binguero-2015)


sábado, 21 de febrero de 2015

The Maharajas – Yesterday always knew (Low Impact Lp/Cd)

A veces uno no tiene la percepción del paso del tiempo, tras semanas escuchando el nuevo trabajo de los suecos me percato de que su primer disco data del año 1998 por lo cual han pasado 16 años desde aquel primer 10” para Misty Lane. A lo largo de esos años,  cambio de formaciones, una discografía no muy extensa pero una considerable colección de grandes canciones repartidas entre sus recomendables discos. Este nuevo álbum que me pilla con el paso cambiado, (puesto que desde la edición de sus singles paras Crusher y Chaputa Jens y Mathias y Ulf no habían vuelto a dar señales de vida) hace que me reencuentre con una banda a la que siempre adoré y con este  “Yesterday Always Knew” firmo un contrato de sangre con los suecos. El disco no deja de sonar una y otra vez. El motivo son canciones que te atrapan a la primera escucha y en las siguientes van creciendo con una contundente base de pop, como bien dicen entre las frases de unos de los temas que no solo se pueden escuchar, sino disfrutar “Are you ready to pop?”. Quizás algún viejo fan empiece a mirar extraño o incluso se arranque a jurar en siete lenguas pero lo que yo percibo es un álbum de pop con letras bien grandes,  pop del que me hace perder la cabeza, lejos de temas ñoños pero si repleto de canciones contundentes. La mayoría de las canciones vienen firmadas por  Ulf,  bajista con plaza fija desde hace unos discos que deja canciones impagables, desde que empieza a sonar “Nothing in Return” con la guitarras echando fuego en forma de melodía, ritmos de rock and roll clásico moldeado a golpe de beat con sabor 60’s y voces que te hacen perder el conocimiento. Los temas se suceden y títulos como “Into the unknow” o “Are you ready to shop?”  se hacen hueco entre la infinidad de canciones escuchadas en los últimos meses.   “Yesterday always knew”  con esas guitarras que los Barracudas  nos inyectaron a una generación en vena, explosionan en uno de los mas maravillosos temas que un servidor a escuchado en este año que nos deja. Jens se pone a rocanrolear  cosa mala con un “Nine one one” que te quita la timidez de un plumazo y te hace mover los pies al ritmo que marca este cuarteto,  mientras  Mathias se marca un momento impagable a las seis cuerdas, los minutos mas lisérgicos llegan con “Hands of Tyme” o “Water of wine” paisley pop de altos vuelos que da paso a “Hunch” favorito personal desde el primer guitarrazo y que me trae a la memoria a sus compatriotas Sinners con canallescas guitarras. El guiño a los Sonics esta firmado por Mr Lilja, con voz desgarradora  y ritmo endiablado como nos enseñaron Little Richard y demás adorables vocazas. “ Take me home” es otro de esos temas que te niegas a dejar de escuchar junto a los riffs clasicazos de “It doesn’t matter anymore” o el garage punk con mas clase que te puedes echar a la oreja titulado “Might not live forever”. Estos cabronazos han vuelto  a sacarse  un discazo de la manga.   (Oscarkotj-2015)