martes, 19 de noviembre de 2013

Slim Wild Board and His Forsaken Shadow – Tales from the wrong side of town (Kizmiaz Records Cd)

En ocasiones algunos discos sirven de banda sonora a determinados momentos, y el tercer disco de estos franceses han puesto música a las líneas del canadiense Patrick deWitt y su magnifico libro Los Hermanos Sisters editado por Anagrama. Las doce canciones que firman el trío  francés forman parte de las aventuras de Charlie Y Eli Sisters, con sonidos que reflejan la mas absoluta desolación e importados de la diversidad de un país como es América y sus mas oscuras obsesiones. Las influencias de Johnny Cash y Leonard Cohen se perciben en cada canción, canciones que por otro lado suenan, en ocasiones, crudas y tristes, canciones que me llevan acompañando  mas de un año y que fueron grabadas en los estudios Outside Inside (Italia) lugar por donde se ha dejado caer ese otro personaje al que los responsables del sello Kizmiaz miran con admiración como es el Reverendo Beat-man junto a otras bandas del sello Voodoo Rhythm. “Los cuentos desde la parte equivocada de la ciudad” comienzan con el instrumental  “SBLMDB” con el arpa de boca como protagonista  secundado por una harmónica y una guitarra, instrumentos  primarios que dan paso a temas como “White Trash Love”, “Wasteland” , la irresistible “Frozen” o “Revenge Song”. Pero las canciones que desde un primer momento se quedaron en mi jukebox mental fueron “It take some time” quizás por sonar tan básica y por la demoledora frase que se repite a lo largo del tema y  “Red is the color” otra de esas canciones a las que acompañar con un vaso de bourbon y mientras las guitarras desprenden melodías, las penas se ahogan de sorbo en sorbo. El festivo y a la vez amargo ritmo de “White sea” da paso a otro grandísimo tema que brilla con luz propia como “That Tear” con el trenzado sonoro de guitarras acústicas, voces y desolados golpes de cuerda electrificada. Cerrando este disco la banda consigue con música que tu cerebro dibuje imágenes de historias que gente dedicada a la literatura, al séptimo arte o simplemente, que alguien te contara en algún momento,  tomen forma en ese “Crown (over the hill)”.  Un disco al que sin duda volveré a menudo. (Oscarkotj-2013)