lunes, 12 de septiembre de 2016

The Rebel Set – How to make a monster! (Silver Hornet Records Lp)

Hay días en que uno se siente afortunado y se encuentra  con discos como este llamando a su puerta. La banda es una perfecta desconocida para un servidor aunque  los sonidos que escupe al poner la aguja sobre los surcos son esos que han marcado mi vida a lo largo de los años. La necesidad de saber más sobre este grupo me hace buscar información y me ubica en Phoenix (Arizona),  estado que  ha regalado a  mi memoria bandas como Overcoat, Al Perry o  Love Me Nots. Entre los agradecimientos del disco  me encuentro con mi viejo amigo Orin Portnoy (Outta Place, Lone Wolves) y tras una primera escucha no puedo evitar volver a poner a girar este plástico que abre con un infecto “Riddle me this” una extraña mezcla de paranoia que se me escapa de la manos, sonidos de guitarras surfeando en una caverna, un órgano que literalmente te hace sangrar los tímpanos , mientras tu mente hace un flashback de películas de serie z a lo largo  de los escasos tres minutos que dura el tema. Le siguen “Monster”  y  “New Rope” con las mismas premisas  sónicas, “Bubblegum” agarra el lado más pop pero lo interpretan a su manera con esas guitarras punzantes que me han atrapado desde el primer momento. “Dropout” es una cara A de single en toda regla y “Planet Katey” en clave instrumental hace de banda sonora  a todas esas inquietudes inconfesables que todos tenemos a buen recaudo. En la cara b nos topamos con un crudo “Ghost Writer” con guitarras surfeantes pero lejos del sonido clásico del género y con una actitud usurpada a la generación del 77, le siguen “Outta my mind” que a golpe de pandereta recupera de mi subconsciente ecos del “No fun” de los Stooges cuando las seis cuerdas vibran, el punk rock infecto de teclado lo encontramos en “Back in town” que junto a la inmediatez de “Just a rumor” van completando un disco que a cada nueva escucha se hace más necesario  y que cierran con “It’s enough” . Poco más de 30 minutos de locura sonora en donde esta banda, que ha tomado su nombre de la película que dirigió Gebne Fowler Jr en 1959, ha sido capaz de inquietarme con sus sonidos. Este disco que fue editado en el año 2014, es el último hasta la fecha de la banda que en breve tendrá nuevas referencias en el mercado y puedo asegurarte  nuevas canciones  que no te dejaran indiferente. Desde esta página dar las gracias a Joe Zimmerman guitarrista de la grupo por ponerse en contacto conmigo y hacerme participe de los sonidos de esta banda. (Oscarkotj-2016)