viernes, 5 de septiembre de 2008

The Dutchess and the Duke


SHE´S THE DUTCHESS, HE´S THE DUKE (HARDLY ART LP/CD)



El es el duque y parece flipado por los Stones del “Out of Time” y Kimberly que ejercía de duquesa en las Sultanas parece una folk singer que perfectamente podría haberse ganado los cuartos por el Greenwich Village a principios de los 60´s, pero amigo!!!! Estos dos personajes vienen de Seattle y habían compartido andaduras en los alocados Flying Dutchmen banda del increíble sello Boom Boom of Renton, discográfica que les ha editado su primer siete pulgadas y que gracias a el andan en boca de todo el mundo, y este primer álbum no es para menos que para hablar maravillas, si a las marcadas influencias de los cantos rodados y del genio de Duluth de apellido Zimmerman, añadimos la maestría del Forever Changes de Love y la sensibilidad de otra banda de Seattle como son los Green Pajamas, todo ello sin saturar el volumen de las guitarras sonando prácticamente en acústico, nos topamos con diez canciones que no dejan de sonar un solo día con un sonido tan simple que los hace mágicos, desde que comienzan con “Reservoir Park” sin más necesidad que dos guitarras una pandereta y palmas, hacen su propio “Out Of Time” a dos voces que nada tiene que ver con el del tándem Jagger-Richards, parece que están cantando a la puerta de tu casa en ese “Strangers”, hacen un intento de saqueo del píntalo de negro en ese “Prisoner” que por momentos parece que el mismo Jeff Kelly ha formado parte de ese tema que da paso a uno de los mejores temas del álbum que bajo el titulo “Back To Me” se mete en tu cabeza a cada escucha y llega a ser totalmente adictivo, pero si una canción adoro es ese “Mary” que tras unas notas de guitarra empieza con frases tan demoledoras como “You put the blood in my veins, and the lips on my face, and the tongue that I speak with you,………” y que me hace recordar el primer single de los Beatles que tuve y aquel maravilloso “Hide Your Love Away”, vuelven a escribir frases demoledoras como esa “Don´t waste your love on me because tonight I´ll be a ghost” que suenan desgarradoras entre los coros de Kimberly y las guitarras que se arrastran entre los sonidos de una flauta y que poco a poco ganan tensión en un eficaz punteo sin dosis de virtuosismo, cierran con “Armageddom Song” con el ecos “Back Street Girl” o “She Smiled Sweetly” en vena folk sin olvidar la justa medida de pop, un favorito personal en lo que va de este 2008 . (Oscarkotj-2008)

1 comentario:

Pepo dijo...

Un artículo precioso. Intentaré conseguir el disco. A ver si hay suerte.