miércoles, 30 de diciembre de 2009

The Domnicks


HEY ROCK’N’ROLLER (OFF THE HIP CD)



Hace unas semanas revisamos en este blog el último trabajo de los Stems y surgió de nuevo el nombre de Dom Mariani que como bien dijimos entonces, andaba metido en un nuevo proyecto, y ¡aquí esta la primicia¡ una banda de veteranos haciendo rock and roll de toda la vida. Dom uniendo su talento a un clásico desconocido procedente de la escena punk británica en su plena explosión. Hablamos de Nick Sheppard fundador de los The Cortinas cuando apenas tenía 17 años, una banda menor que sin embargo llego a girar con los mismísimos Clash, banda de la que el propio Sheppard formó parte en sus últimos días. Un montón de años después nos entrega este disco con cinco temas firmados por él y dos por Mariani que se hacen acompañar de viejos amigos como el bajista Howard Shawcroos que entre otras bandas militó en The Jackals y el golpe de batería del ex-DM3 Marz Frisina . Los siete temas que componen este Hey Rock’n’Roller, no tienen ni punk rock, ni power pop de manera descarada, pero sí mucho rock and roll de la vieja escuela y que a medida que los temas suenan, nombres como Faces, Credende Clearwater Revival y los Stones empapados de soul se dan cita en mi cabeza. Empezando con esos necesarios riffs del maestro Berry, “Busted” dibuja una especie de mueca simulando una sonrisa, mientras una sección de viento pone mis pies a seguir el ritmo, a la vez que dos voces de imberbes demonios desde el asiento de atrás me gritan que la ponga de nuevo. Más setentero suena “Already There” y “ Not Connected” con repetitivos riffs de guitarra que harán las delicias de los amantes del último disco de los Hot Dogs. Una debilidad personal es “Hey Fellas” en clave de elegante blues y pasional soul que hace de mis neuronas una revolución en donde los recuerdos dibujan sombras y sentimientos. “Honeypot” con contundente sección de viento y un adictivo riff robado de la cabeza de Keith Richards en la década de los 80,s hace de este tema de Dom una pequeña maravilla que se queda en la memoria desde la primera escucha mientras Nick afila la guitarra con punteos en picado, para dar paso al sentimiento al compás de “Party’ s over” que es sencillamente magistral. Para cerrar este trabajo, el tema que da título al disco, un medio tiempo que perfectamente podría formar parte del último disco de mis queridos Reigning Sounds, todo ello sonando con absoluta nitidez bajo los mandos de Rob Younger y Wayne Conolly, una gran referencia para ese pequeño sello que es Off The Hip. (Thanks Mickster) (Oscarkotj-2009)