domingo, 26 de agosto de 2012

Johnny Thunders - So Alone (Radar Lp)


Un día apático de verano… unos días de calor insoportables en una ciudad de interior y con esa indolencia una serie de pensamientos encadenados.. la nueva adquisición vinílica sobre la mesa pendiente de ser escuchada con Verónica  mirándome  de reojo desde la majestuosa reedición que el sello sello Sundazed ha hecho de un clásico eterno. La mirada de la que fuera esposa de Phil Spector me lleva a la versión magistral que en su día hizo  del tema “You can’t put your arms round a memory” y ese tema a un álbum de los  que se guardan con especial cariño “So Alone” de Johnny Thunders.  No recuerdo cuando lo compre por primera vez, solo se que fue hace muchos años.  En la portada Johnny  derrotado sentado en una silla en una desangelada habitación y en los surcos una colección de canciones inolvidables que arrancan tras el instrumental “Pipeline” el clásico de los Chantays que suena como un disparo, la base rítmica corre a cargo de Paul Cook (Sex Pistols) y Phil Lynnot (Thin Lizzy), mientras Steve Jones (Sex Pistols) y el Ex New York Dolls se baten en duelo  a las seis cuerdas. Tras ese clásico ajeno le llega el turno al citado “You can’t put your arms round a memory” en el cual Peter Perret de los Only Ones deja su particular firma junto a dos músicos de peso como Mike Kellie con un golpe de batería inolvidable en este tema y que también formó parte de los “únicos” y Paul Gray de Eddie and the Hot Rods. Era el año 1978 y los punks no sabían tocar los instrumentos se decía, Johnny era un chico de las calles de NY que había aprendido escuchando a Gene Vincent, Bo Diddley o Eddie Cochran y que tras la disolución de los  Heartbreakers había dejado caer  sus huesos, su Les Paul Junior y su vicio en Londres y grabando este primer disco en solitario acompañado de emergentes estrellas británicas  que en ocasiones tenían mas afinidades con el Newyorkino que el rock and roll. La pasión por los grupos de chicas queda plasmada cuando graban “Great Big Kiss” de las Shangri Las en donde Patti Palladin hace coros y dos Heartbreakers Walter Lure y Billy Rat acompañan a los Pistoleros del Sexo que se habían unido al chico de NY.  Las guitarras acústicas y eléctricas de “Ask me no questions” buscan el equilibrio para dar paso  a un envenenado  “Leave me alone”  con Lynott, Jones y Cook sonando a barrio bajo, a peligro,  a lección de rock and roll del que no se aprende en la escuela. La misma sección rítmica da paso a otro clásico , en esta ocasión el tema de Otis Blackwell “Daddy Rollin’ Stone” en donde la clase la da ni mas ni menos que Steve Marriott al piano, a la ármonica y a la voz, el ex Small Faces poniendo el alma en cada soplido de ármonica, en cada fraseo vocal y en cada martilleo de piano. En “London Boys”  arremeten con el sonido de los Sex Pistols en estado puro mientras Johnny se mofa de esas marionetas que eran algunos chicos londinenses. El saxo da un  golpe de efecto y elegancia en ese “(She’s so) Untouchable” “Can't close my eyes, When she's around, My heart stops and goes again, I'm lost and then I'm found…” , Las muñecas de NY hacen acto de presencia cuando recuperan “Subway Train” con Chrissie Hynde, Pat Palladin y Koulla Kakoulli a los coros. Para cerrar el disco  otro tema firmado por el tanden Thunders/Johansen  “Downtown” con un apesadumbrado ritmo y guitarras incisivas. Un disco que, desde luego, no tiene el peso del “LAMF” pero que hoy vino a mi cabeza siendo un placer volver a escucharlo después de muchos años  (Oscarkotj-2012)



4 comentarios:

Pepo dijo...

Lo has bordado Oscar. De acuerdo en todo. Y la portada, sin miedo a pillarme los dedos, mi preferida en un disco de Rock and Roll, una imagen vale por mil palabras, y esta habla por si sola.

un abrazo

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Casualmente he estado escuchando "Que Sera, Sera" este fin de semana, que no es "So Alone" pero no está nada mal.

Saludos.

KOTJ Records dijo...

Gracias Pepo y Gonzalo, el proximo
Like a Mother Fucker (LAMF)

Missing Link Wray dijo...

Muy linda reseña, y la verdad que aún hoy sorprende no sólo la frescura del disco sino ver los nombres que participaron...
Pensar que el bueno de Johnny quería (en sus últimos días) instalarse en New Orleans porque "allí se encuentran los mejores músicos" (sic).

Recién descubro este blog, y ya lo pongo en favoritos, saludos.