sábado, 9 de agosto de 2014

Missing Monuments - Too many people (Ep)

La primera vez que  King Louie se cruzó en mi vida fue cuando, enloquecido por el descubrimiento de Fortune and Maltese, busco bandas que se muevan por el mundo de las fraternidades y el rock an roll como manera de diversión y me topo con  The Royal Pendletons,  grupo que disponía de algún que otro single y estrenaban lp para el imparable sello SFTRI. Louis Paul Bankston aporreaba los tambores en aquel combo. Estamos  en la década de los 90’s y estos tipos no querían saber nada de indie pop ni leches, lo suyo era el rock and roll y con esa premisa ha vivido King Louie en todos estos años. Mas de 20 años formando parte de la historia del rock and roll de serie b con letras mayúsculas. 
Antes de formar parte de los Royal Pendeltons ya había hecho un single para el sello Goner  King Louie the 69th & The Harahan Crack Combo a principios de la década de los 90’s. Tras abandonar a los Pendeltons forma The Persuaders, trio de punk rock con ancestros garageros que dejan un buen puñado de discos. Tras  los Persuaders se ve envuelto en un proyecto que marcó a muchos jóvenes al unir fuerzas con Jay Reatard y Eric Oblivian, Bad Times fue su nombre y su existencia tan efímera que solo dejaron un único álbum editado por Goner, sello muy afín a las andanzas de Mr Bankston. La leyenda empieza a tomar forma y se mueve a Portland, no tardando en formar parte de una banda que nos robó el corazón con las canciones de su único álbum “Shattered”.  King Louie formó parte en su primer single y dejó algún tema firmado para el único disco grande que los Exploding Hearts dejaron antes de formar parte de la leyenda negra del rock and roll.
Mientras tanto, se va buscando la vida  como King Louie One Man Band, donde prescinde de compartir dólares con más gente, una guitarra, un bombo y un cencerro son suficientes para que empiece el espectáculo.  La sorpresa llega cuando nuestro hombre aúna fuerzas con músicos de Memphis como Jack Oblivian, Harlan T Bobo y Adam Woodard y con el apoyo de Empty Records entregan el único disco de los Loose Diamonds, otra joya  a atesorar con canciones tremendas como “Looking for Heart”.
No faltan mas bandas que añadir al curriculum de este hombre: Kajun SS, Brick War, y alguna locura mas, hasta que  en el año 2010 un pequeño sello de Atlanta ( Douchemaster, que cada disco pequeño que sacaba era un seguro de vida) edita el primer single de una banda llamada Missing Monuments en donde nos encontramos de nuevo a King Louie que sigue la filosofía de Kim Fowley al pie de la letra y se encuentra donde esta la acción, una nueva escena esta emergiendo y  él esta dentro de ella, dejando discos en cada uno de los sellos que están despuntando en aquel momento como Hozac, Dirtnap, Douchemaster, Slovenly, sellos que han editado temas de estos monumentos perdidos, que rockean a base de bien picando de todos los palos  que han mamado, lease punk rock, power pop o hard rock  influencias que llevan a su terreno y las convierten en  canciones para disfrutar en una noche de viernes con una buena cerveza fría.

El artefacto que tienes entre las manos es el resultado del esfuerzo de tres pequeños sellos que sienten admiración por este personaje. Blondes Must Die, Ghost Highway y KOTJ Records han vendido su alma el diablo para editar este ep de Missing Monuments, con tres canciones que suenan como el resorte de una automática cuando la guitarras de “Too many people” escupen  punk rock del que te hierve la sangre, dando paso a “Can you tell me how life goes on?” con las  guitarras desvariando en un tema de pop con pelotas. Para cerrar  “War in my eyes” en el cual los ecos del sonido de Detroit y el teatro de Alice Cooper dejan otro tema que a los responsables de este 45 revoluciones nos  pone muy cachondos, … esperamos que a ti también. (Oscarkotj-2014)





Buy it now
Ep + gastos de envio