viernes, 20 de noviembre de 2015

The Dropouts

Corría el año 1997 cuando el primer y único cd de esta banda cayó en mis manos, gracias a un pequeño sello de Texas llamado Unclean Records, el artefacto venia producido por Mike Mariconda y la banda la formaban cuatro chavales que mostraban su pasión el R&B británico que otros jóvenes desempolvaron unas cuantas décadas atrás.   Hoy unos cuantos años después parte de sus singles forman parte de mi patrimonio musical y ya están girando en el tocadiscos.
El primer single lo edito Unclean en el año 1995, portada en donde se podía ver a la banda en directo en claro homenaje a viejos discos de inolvidable héroes, bajo el título  “The primitive R&B sound of….” nos encontramos a una banda totalmente entregada  en un “bye bye baby” demoledor,  que  para tipos como yo,   que tenemos los discos de los Crawadaddys y Tell Tale Hearts como referente, este tema no nos deja indiferentes, “Bad luck cat” se encuentra en la cara b , donde un servidor encuentra ecos del “Brand new cadillac” de Vince Taylor y la banda crea un ambiente inquietante sonando realmente de una forma vertiginosa. 
Su segundo single fue editado por Sleep King sello ubicado en San Antonio,  con un prensaje detestable pero con cuatro disparos de rock and roll lleno de mala baba “Too far down” con unas guitarras que escupen fuego, “Outta my head” se queda a medio camino musicalmente hablando y Dave Demel hace un trabajo vocal encomiable en ese guiño a los Pretty Things del “Come see me”  que cierra la cara A de este disco. En  la cara B, recuperan el clásico “Off the hook” de los Stones que suena como un exorcismo, cerrando con “Goddam fool” en donde te inyectan el blues y el rock and roll en vena.
Su tercer ep sale editado en Europa por un pequeño sello llamado Crocodile y encontramos a la banda en plena forma,  facturando un sonido añejo pero con la actitud punk  que empezaba a despuntar en una nueva escena en el estado de Tejas con bandas como Son of Hercules, Inhalans, Cryin out louds, Motards, Jack O fire, Sugar Shack, y demás insanas formaciones de efímera vida. “Come on” no da tregua al igual que “Cutie named Judy” con una harmonía llena de alma y rabia, mientras la banda desbroza rock and roll sin miramientos. Cerrando “Tell your daddy” un tema que en manos de los Woggles alcanzaría el estatus de inolvidable y sin duda mi siete pulgadas  favorito de los tres. Ahora toca rastrear el disco sencillo que hicieron para Get Hip y así completar su discografía. (Oscarkotj-2015)