viernes, 14 de octubre de 2011

Suzy & los Quattro – Hank (B-Core Cd)

Varias escuchas antes de juntar letras sobre este disco. Y es que a la primera escucha uno se da cuenta que esta ante un disco diferente a sus anteriores trabajos, a posteriori, en las siguientes pinchadas, las canciones que en un principio parece que no tienen el gancho de sus predecesoras  se trasforman en todo un repaso por la historia del pop, desde los años 60’s hasta principios de los 90’s pero con la innegable marca de esta banda barcelonesa. De entrada “Freak out” que abre el disco suena tan domesticada pero a la vez tan perfecta que tiene todas las papeletas para ser uno de los grandes clásicos de la banda, le sigue “Don’t wanna talk about it” sonando a grupo de chicas en plena nueva ola interpretado a medio tiempo, con sutiles toques de piano y magníficos coros, para dar paso a uno de los temas que mas me gustan “Move on” sonando a  Motown y con la sombra de las mujeres que pasaron por ese increíble sello. Las guitarras toman protagonismo cuando con contundencia explotan ejecutando “The Quiet man” al ritmo de Bo Diddley pero sin perder de vista ni un momento la melodía. Con “Kick ass” la banda se acelera y  los cuatro punk rockers mas populares de la gran manzana dan el visto bueno a esta “patea-culos”, los sonidos de los Beach Boys son interpretados desde el punto de vista de los Quattro en “In my dreams again” ¡!realmente irresistible!!. Cuando empieza a sonar “I Owe you”  me viene a la cabeza  el comentario que Lindsay Hutton hace de esta canción diciendo que creía que Andy Shernoff había escrito a Abba, y es que, pensándolo bien ,no va nada descaminada. Otro de los temas redondos de este trabajo es, “Loves never dies”  que tiene la marca de la casa, melodía a raudales, gancho al bazo en el estribillo y sonido acelerado sin pasarse de revoluciones. Suenan grandilocuentes cuando cogen a Dylan y le usurpan  “You angel you” lejos de los sonidos del original pero un acierto después de todo,  donde los arreglos de Robbie Rist se dejan escuchar con mas consistencia que en otros temas. Otro favorito personal de este disco es el sosegado “Still mad about you” en clave doo woop y que nos muestra a Suzy en unos registros vocales que desconocíamos hasta ahora. Para cerrar con “The goodbye song”, sólo con piano y voz para, sin hacer mas ruido del necesario, poder decir abiertamente y convencidos de ello ¡! ahí queda un gran disco!! (Oscarkotj-2011)


2 comentarios:

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Me obligas a hacerme con él tras
leer tan apetitosa reseña.

Saludos.

Oscarkotj dijo...

Gonzalo, escuchalo en el link y saca tus propias conclusiones.
Un abrazo

Oscar