miércoles, 7 de octubre de 2015

The Parson Red Heads live in Zaragoza

Exquisito. Ése es el único adjetivo que ilustra con fidelidad el concierto que anoche ofrecieron The Parson Red Heads en el escenario del C.M.A. Las Armas, en Zaragoza. Sólo por escuchar la versión a capella que hicieron del “Surfer Girl” de los Beach Boys merecía la pena pagar la entrada; ¡pero es que encima era gratis! El concierto se enmarcó en los actos de presentación del proyecto “Zaragoza No Other”, con el que se pretende transmitir una nueva visión de la ciudad a través de los artistas internacionales que nos visitan, quienes serán filmados paseando y tocando por las calles zaragozanas, en recorridos que intentarán escaparse de la típica postal para turistas.

Puedo contar con los dedos de una mano los conciertos en los que he podido escuchar unas voces de semejante calidad, tres voces que además empastaban a la perfección, sin fisuras, sin el menor atisbo de desafinación, tres voces angelicales. Durante una hora y media, los de Portland, Oregon, a excepción de su bajista, repasaron algunos de los mejores momentos de su carrera, una carrera que ya ha pasado la década y que queda muy bien retratada en el recopilatorio que el sello español You Are The Cosmos ha editado recientemente, “In A Hazy Dream: Retrospective (2004-2014)”; de adquisición obligada. Durante estos más de diez años The Parson Red Heads han hecho del sonido west coast, el folk y la psicodelia su bandera, situándose en un lugar preeminente en lo que a estas sonoridades se refiere, y anoche dieron sobradas muestras de su talento, justificando con creces su reputación. Toda esta palabrería queda patente cuando uno tiene el lujo de escuchar en directo temas como “Crying Days Are Over”, “Seven Years Ago”, “Another Chance”, “Peace In The Valley”, Punctual As Usual” o “Hold On”, por citar sólo alguno de los mejores pasajes de la noche, canciones que nos hacen pensar en los Beatles, en los mejores Jayhawks, en Beachwood Sparks, en los Byrds, en Big Star, Buffalo Springfield, Dylan, y otras muchas referencias con las que The Parson Red Heads han dado forma a un personal sonido que trasciende épocas, modas e incluso, yo diría, generaciones. Tras un concierto como el de ayer uno se pregunta por qué todos los conciertos no son en formato acústico, ya que la emoción que destilaba el escenario de Las Armas era algo fuera de lo común, casi litúrgico, todo ello acompañado de una calidad de sonido sobresaliente. Eso sí, a más de un espectador habría que instruirle en estos lances y recordarle que en determinados conciertos uno no puede estar hablando alegremente como si se
encontrara en el salón de su casa, los murmullos que se dejaban oír en la sala resultaron muy molestos en algunos instantes; supongo que cuando vas a ver a Juan Magán no te importa mucho, pero cuando te metes en vena un chute de emoción como el de ayer te apetece tener un viaje tranquilo, místico, y los ruiditos y las risitas tocan mucho los cojones, dicho sea con el mayor de los respetos. Lo dicho, un concierto para enmarcar, aunque algunos pretendiesen sabotearlo con su actitud. Gracias Parson Red Heads.

Tras pasar por Mallorca y Zaragoza, The Parson Red Heads proseguirán su gira española, ofreciendo seis conciertos más que los llevarán a Bilbao, Valencia, Pamplona, Madrid, Zaragoza (esta vez en formato eléctrico y otra vez gratis, que alguien los nombre hijos adoptivos de la ciudad, ¡por favor!) y Segovia; todo ello entre los días 7 y 12 de este mes. No hay excusas para perderse una de las giras del año, avisados quedáis. (Binguero 2015)