sábado, 3 de octubre de 2015

Kurt Baker - Play it Cool (Ghost Highway Recordings / KOTJ Records Lp)


Sólo guardo respeto por una monarquía, y ésa es la del powerpop; cuyo trono ocupa Paul Collinsdesde hace al menos cuatro décadas. El rey Paul I avisó de sus intenciones junto a sus correligionarios con ese imprescidible EP que grabaron The Nerves en 1976, y más tarde dió un golpe de estado con el primer LP de The Beat, imponiendo las bases del nuevo régimen: melodías, coros y guitarras afiladas envueltas en armiño. Tras unos años de ausencia, el monarca regresó en plena forma para defender su cetro y continuar así con un reinado de bonanza musical. Hasta ahora. Un joven oriundo de Portland, Maine, amenaza con usurpar el trono al rey Paul I, un muchacho de sonrisa contagiosa y con un talento innegable que presenta su tercer disco de estudio; cuidado Rey Paul, ahí viene Kurt Baker.

Nuestro aspirante al trono ha demostrado ser un hombre talentoso y prolífico, cuyas andanzas en el mundo del rock'n'roll comienzan cuando tan sólo cuenta con 15 años y decide fundar su primera banda, The Leftovers. En 2010 Kurt Baker emprende su carrera en solitario, regalándonos en 2011 un discazo, "Rockin' for a Living", que le consagra como el mejor músico de powerpop de su generación. Lejos de apoltronarse, el bueno de Kurt no ha parado de tocar, componer, grabar y colaborar en nuevos proyectos, y tras el lanzamiento de su segundo LP, "Brand New Beat", se establece en España, dando comienzo a una vorágine musical que le lleva a compaginar su tarea en tres formaciones: Kurt Baker Combo, Bullet Proof Lovers y The New Trocaderos. Además de todo eso colabora con la banda de su amigo Kris Rodgers, realiza un sin fin de conciertos (en todos los formatos y con sus múltiples formaciones), trabaja como pincha allá donde se le requiere, imparte clases de guitarra en su peculiar escuela de rock, y todavía tiene tiempo para disfrutar con sus amigos y para hacer de la vida una fiesta con su interminable sonrisa allá por
donde pasa. "Play It Cool" es su tercer disco de estudio, tras el LP en directo "Muy Mola Live!", y supone la consagración definitiva de este monstruo, que retoma el sonido de "Brand New Beat" al que enriquece con nuevos matices, y sobre todo con un sonido más enérgico que nos transporta directamente a sus magníficos conciertos. Esta nueva entrega es un trabajo producido por Wyatt Funderburk, su amigo y productor de cabecera, quien colabora activamente en el contenido y en la ejecución del LP, un disco en el que Kurt se rodea de excelentes músicos, y mejores amigos, como Geoff Palmer y Kris Rodgers (guitarra y teclados de The Connection), Adam Cargin (batería de Screeching Weasel, y el ya mencionado Funderburk a la guitarra.
"Play It Cool" es mucho más que un disco de power pop, es un trabajo que destila new wave, que
tiene aroma a glam rock y que deja un retrogusto al pop y al rock de finales de los 70's y de los primeros 80's; "Play It Cool" es, simple y llanamente, un disco de ROCK’N’ROLL, lo cual ya es mucho decir. "Send Me To Mars" es la canción que abre el disco, la única versión del LP, un temazo de los Wild Hearts que te agita desde la cabeza hasta las uñas de los pies, da gusto empezar así un disco. Le siguen 11 temas en los que el trabajo de guitarras es sobresaliente, y cuya producción capta a la perfección la energía que desprenden Kurt y los suyos en directo. El timbre vocal de Kurt Baker sigue recordando al primer Costello, y alguno de los temas de este álbum nos hacen pensar en el enorme "Armed Forces", es el caso de "Enough's Enough" o "Prime Targets". Pero "Play It Cool" es un álbum poliédrico, como ya hemos anunciado, con fuerte personalidad pero con muchas aristas, en el que tiene cabida la contundencia de Slade, en canciones como "Doin' It Right", la melodía de Cheap Trick, muestra de ello pueden ser "I Got You" o "Monday Night" (todo un himno), la energía de bandas como The Knack, que se adivina en "Can't Say No" o "Play It Cool", el contagioso encanto de la Bubblegum Music o de los primeros Beatles, presente en "Talk Is talk" y "I Can't Wait", e incluso el sonido ochentero de Huey Lewis, en "Back for Good". Ésas, y seguramente muchas más que usted descubrirá, querido oyente, son algunas de las coordenadas sonoras de "Play It Cool", el disco con el que Kurt Baker amenaza la soberanía mundial del power pop.
Ghost Highway Recordings y KOTJ Records cierran el círculo perfecto de una trilogía dedicada a Kurt Baker, Geoff Palmer y Brad Marino, cuyas vidas y carreras se yuxtaponen y se complementan en tres discos indispensables: "Thrills and Chills", de The New Trocaderos, "Labor Of Love", de The Connection, y este "Play It Cool", de Kurt Baker. A nosotros, los adictos al vinilo, sólo nos queda dar las gracias a los dos sellos españoles por esta triple apuesta, y en cuanto al trono mundial del powerpop, sólo cabe esperar para comprobar si habrá abdicación o relevo natural. (Binguero 2015)


Edición de 300 copias 
200 vinilo negro pvp 17€
100 vinilo de color 20€
Pre-order