domingo, 20 de diciembre de 2015

Lie Detectors

Chelsea Boots (Bloody Mary single)
Pinchalo (Folc Records Single)

Si hay una banda que me ha sorprendido a lo largo de este año es, sin duda, ésta que como auténticos Detectores de Mentiras llegan a nosotros desde Donosti. Cuatro chicos que no dudan en tomar prestado un tema de los Headcoats para bautizarse y poner al día influencias que ya desarrollaron en otras formaciones anteriores y que figuran en el libro de visita de todos los locos que sentimos devoción por el r&r . Nombres como Nuevo Catecismo Católico o Teen Dogs que tuvieron cobijo en el añorado y cada vez más influyente sello  No Tomorrow. Con esas credenciales se presentan Eneko, Txiki, Urko y Txema que a golpe de rock and roll cuentan historias del día a día, sin complicaciones, como la manera de sentirse el rey del mundo al calzarse unos putos botines que es de lo que nos hablan en “Chelsea Boots” donde  con guiños a MC5 y Real Kids te inyectan el veneno de esa droga llamada r&r bajo la piel. Tras esa primera toma de contacto vuelven a poner guitarrazos en el ambiente sin consideración alguna mientras suena “Viajar” ,  esta vez los ecos del rock americano fluye bajo la influencia del sindicato del sueño completando una cara b electrizante.

Me temo que en las mismas sesiones de grabación de su primer single también quedaron hilvanados  los dos temas que se incluyen en este siete pulgadas. De nuevo bajo la batuta de Jorge Explosión en su Circo Perrotti Studios los Lie Detectors arremeten con más historias simples y cotidianas  para tipos que se emocionan, como un servidor, al encontrar un disco de estas características en una tienda del género y se vuelven locos por pincharlo. Como ya sabemos lo que da de si ese gesto,  un disco lleva a otro y así nos encontramos con  una banda que literalmente entra en combustión espontanea a medida que el disco gira, de verdad que ¡esto es un cañonazo en toda regla!. En la cara b “Felicidad”  palabra que puede hundirte en la más profunda de  las miserias si te empeñas en  buscarla o te permites el lujo de filosofar sobre ella. En esta ocasión el cuarteto reparte harmonías y se pregunta donde puede estar su dicha, verdaderamente, sin pretenderlo, me recuerdan a los Cynics en estado de gracia.  Dos discos más que recomendables, perfectamente presentados, destacando la portada de este segundo y las viñetas fotográficas  con la temática de una de las canciones del disco en claro homenaje a  las viejas fotonovelas. Ahora solo queda esperar a poder verlos en directo y demandando nuevas entregas con ansia. (Oscarkotj)