martes, 17 de abril de 2012

Angel Kaplan – Pictures From The Past (Sunny Day Records Lp)

...Amanece otro día gris en mi ciudad… A pesar de estar en plena primavera, las últimas jornadas de Abril no parecen reflejar la idea preconcebida de tal estación de año, miro a mi alrededor y la cantidad de discos apilados dejan constancia de la dejadez de las últimas semanas con la promesa siempre incumplida, por otro lado, de poner orden a tanta música, pero el día no da mas de sí y el panorama que crea el plomizo color del cielo y el acompasado golpeteo de la lluvia en los cristales solo invitan a sentarse y dejarse mecer por canciones. Tras semanas esperando para optimizar gastos, que dicen los entendidos, las últimas referencias del amigo Juanma están de forma física a la vista y entre ellas el segundo disco grande de Angel Kaplan que es, sin duda, el ideal para acomodarse hoy, como decía antes, en el sillón poner la aguja sobre los surcos y dejar que las 45 revoluciones por minuto desgranen las doce nuevas canciones que componen este “Pictures from the past”, un título que releo una y otra vez y que tras los primeros acordes de “Like a ragged old puppet” me transporta a un millón de imágenes cargadas con recuerdos de vivencias acaecidas en los últimos días con una intensidad indescriptible, un tema con una sensibilidad sonora que roza la perfección y que da paso a “What nobody knows” que me trae a la cabeza lo mejor de los Teenage Fanclub. El viaje a través de la música continua con “Hurting dog” en donde el steel guitar me lleva por las carreteras que surcan y se entrecruzan en  mi imaginación, mientras las canciones con el calificativo de sublimes llenan de retratos sonoros repletos de melodía y sentimiento la habitación, en ocasiones con ecos a George Harrison como en ese “Back to nowhere land”, a Dave Davies en  “Ridiculous love song” o llamando la atención a los seguidores del power pop con mas fijación en el término pop que Ángel dignifica en títulos como “Sorry for myself”. Y ya éste tema me hace interrumpir el estado místico de bienestar en que me encuentro, haciéndome rebobinar mientras vuelvo  a escuchar una, dos, tres…pierdo la cuenta… ese “Away from the storm” temazo donde los haya, de esos que se quedan de por vida en tu cabeza. A cuarenta y cinco revoluciones llegamos a las guitarras de “Your empty eyes” y a las escarceos psicodélicos de “Dream from the night before” que cierran un disco hecho desde el corazón, con la ayuda de amigos. Un disco que es  una postal escrita y enviada a cada escuchante de manera personal e intransferible y de la que cada cual sacará sus propias sensaciones. A mi, personalmente, me ha hecho perderme y levitar al compás de sus canciones, con su música y sus letras creando una insuperable banda sonora para mis recuerdos más cercanos… (Oscarkotj-2012)


3 comentarios:

ecstasyandwine dijo...

el mejor disco nacional del año y posiblemente de todo el mundo
y para mi gusto mejor que el primero (que me encanta)

saludos

Oscarkotj dijo...

Desde luego es un disco para atesorar a lo largo de la vida.

61 y 49 dijo...

Una semi escucha desde el trabajo gracias a la web de Sunny Day y aún no sé si llegué a terminar mi jornada laboral para salir corriendo a por él. Un lujo de disco al completo, canciones y cuidado formato.

Saludos.