miércoles, 31 de marzo de 2010

The Dictators

EVERY DAY IS SATURDAY (NORTON 2LP)



No soy muy entusiasta de los discos que recogen el pasado de bandas , asi que este disco estaba en la lista de “buscados” pero sin prisa por que estuviera en mis manos. El tiempo ha ido pasando y mes a mes se han ido dos años desde la edición de este pedazo de historia vinílica que me tiene pillado y no precisamente por los temas, de sobra conocidos para cualquier fan de los Neoyorkinos. No faltan todos sus clásicos, que de nuevo hacen alcanzar el punto de ebullición a la sangre desde que el “Weekend” empieza a sonar en forma de maqueta grabada en Agosto del año 1973, con unos chavales que se meten en un estudio con jefazos de una multinacional que como bien dice Andy Shernoff podían ser su padre, vestidos como si fueran personajes de una película de ciencia ficción, sin quitar ojo a unos chicos de la calle, que pusieron toda su fe en el rock and roll con temas como “Backseat Boogie” “Master Race Rock” un “California Sun” que directamente te instala en un viernes noche o un atómico “Fireman’s friend”, temas que eran el eslabón perdido entre los Stooges y la escena punk rock de la gran manzana. En la cara dos y tres respectivamente un primer spot de radio anunciando su primera noche en el Whisky a Go Go de Los Angeles, donde acudieron unos desconocidos Eddie Van Halen y David Lee Roth más tarde mega estrellas del planeta rock. Una toma diferente de uno de mis temas favoritos de los dictadores en su segundo disco, hablo de ese “Sleepin’ with the Tv on” otra de mis canciones predilectas de su álbum mas flojo “Manifest destiny” con Ross the boss ejerciendo de guitar hero en toda regla, y nos metemos de lleno en lo mejor (desde mi punto de vista) del grupo, en los temas del hermanos de sangre, clásicos que marcan tu cerebro a fuego y te hacen un “bloodbrothers” desde que “Faster and lauder” suena por primera vez en tu vida, le siguen “Minnesota Strip”, “Baby let’s twist” o ese eterno “Stay with me” entre otros, grabados en un ocho pistas en el local de ensayo situado en West 19th Street y que perteneció a Phil Jackson (entrenador de los Chicago Bulls en sus años dorados con Michael Jordan al frente), no es de extrañar que el propio Springsteen sintiera pasión por la banda. Corria el año 1978 y estos melenudos dejaban a muchos desaliñados punks como aprendices de rockers. En la cara 4 recuperan una primerísima toma del “16 Forever” y “Loyola”, la primera fué recuperada por los suecos Nomads y la segunda en el directo que editó el sello Roir en K7. A finales del siglo XX los de New York vuelven a la carga y con las canciones de esa época se cierra este doble disco con temas fechados entre 1999 y 2002 , temas como “Laughing out loud”, “What’s up with that” (ésta ya apareció en su “DFFD”) ó el particular homenaje a Joey Ramone en una versión demoledora del “I just want to have something to do”, todo ello con unas extensas notas a cargo de Andy Shernoff, Handsome Dick Manitoba, Scott “Top ten” Kemper o Rich Nesin, el que fuera el rodie de la banda entre otras cosas. Historias contadas en primera persona que te hacen revivir esos años como si estuvieras en primera línea de fuego, con infinidad de fotos, anécdotas y sobre todo buena música …!!me gusta!!. (Oscarkotj-2010)