lunes, 15 de marzo de 2010

El Ritmo Voodoo vuelve a sonar.


Trás el paso obligado del Revendo Beat-man por la vicaría de la “legalidad” en defensa de la creatividad, con el frenazo en seco de uno de los sellos mas activos y mas apasionadamente raros a la hora de facturar música, siempre con las miras puestas en todo tipo de muestra artística en sus diseños, vuelve poco a poco a recuperar un ritmo que se estampó de lleno con la legitimidad. Tres nuevas referencias editadas tanto en formato digital como en glorioso vinilo.

KING AUTOMATIC – IN THE BLUE CORNER
Tercer lp de uno de los referentes del sello, batería de los estrunianos Thundercrack, su carrera en solitario esta llena de grandes canciones, bases de órgano grabadas mientras destroza el pedal del fuzz con un pie y el bombo de una batería con el otro , su boca escupe historias cuando no esta poseído por el espíritu de algún harmonicista que dejo sus lamentos sin derechos de autor y la guitarra solo arroja rock and roll en una mezcla de sonidos que se mueven entre el garaje y extraños sonidos electrónicos, en una amalgama de ideas que no pierden el norte en ningún momento. Temas como: “King takes queen” no tienen nada que ver con “Doctor Jekyll and Sister Hyde” o el extraño swing de “Things are what they are but never waht they seem” y el hipnótico ritmo de “Black Magic”. Un disco sorprendente a cargo de uno de los artistas más recomendables de este sello que mira al siglo XXI a los ojos aportando sus propias inquietudes en forma de one man band.



HIPBONE SLIM & THE KNEE TREMBLERS – THE KNEEANDERTHAL SOUND OF…….
¡El tornado humano vuelve a la carga! Cuarto disco para el Ritmo Voodoo, mil proyectos en los que ocupar el tiempo, unas veces bajo nombres como Louie and the Louies o Kneejerk Reactions (este podría ser perfectamente su segundo disco). Hablamos de Sir Bald Diddley que sigue fiel a sus principios que no son otros que Link Wray, Bo Diddley, garage, surf, rockabilly, Dick Dale y sin intención de evolucionar un ápice como de nuevo queda claro en este disco que comienza con el veterano Bruce Brand poniendo a danzar al personal con los ritmos de la jungla en ese “Eye of the storm” con Mr Bold cantando mejor que nunca rock and roll que apesta a gloriosos clásicos. El R&B en vena Downliners Sect se arranca con “Hung, Drawn and Quartered”, con Gez Gerrard dejando las babas en una oxidada harmónica, no faltan instrumentales vertiginosos con títulos como “Camel Neck” o “Standoff” que sin duda achicharrarán las neuronas de mi amigo Gart Kinght Rider, rockabilly basicote en “Gonna give you everything”, sonidos oscuros que recrean imágenes como “”Fire’s still burnin’.” que podría haber sido firmada por el mismo Tav Falco o frenética demencia a un ritmo imparable en ese “Whatever Happened to my love?” con una locura de piano que parece tocado por el mismísimo “The Killer” que da paso a “Dig the grave” uno de mis temas favoritos del disco, donde zombies, vampiros y monstruos en general se dan cita roquera. “Primitive rock” es puro sentimiento Bo Diddley y “Pie-Ella” es una enajenación heredara de Little Richard, …faltan temas… pero mejor que leer !busca y escucha un disco de ROCK AND ROLL en toda regla!.


DELANEY DAVIDSON – IN HIS LATEST MYSTERY SELF DECAPITATION
¿Que se puede esperar de un tipo que alegró fiestas con the Dead Brothers? Una orquesta que se vanagloriaba de poner títulos a sus discos como “Dead music for dead people” con versiones imposibles de temas eternos como “Bésame mucho” o “Human Fly” a base de tubas, banjos, acordeones y demás artefactos musicales tradicionales. Delaney un nativo de Nueva Zelanda, recoge todo lo aprendido con sus hermanos muertos y graba un disco en solitario con la ayuda externa indispensable. Desde su propio universo crea un disco que según suena una y otra vez te lleva a ese mundo imaginario del autor. Basta mirar la portada para que acudan a tu memoria oscuras lecturas de clásicos, creadores de alucinantes historias que permanecen imperturbables en tu cabeza. La música de este disco pone banda sonora a esas historias que el propio Delaney inventa y recrea. Desde que “Around the world” comienza a sonar, la sensación de que un misterioso pasacalles se escucha a través de la ventana con irresistibles sonidos y que, contra tu voluntad, te hacen seguirle como los Hermanos Grimm escribieran unos cientos de años atrás, contando en esta ocasión con la ayuda del Woggle Dan Elektro a los tambores. Le siguen temas como “Tonight” que sigue envolviendo tu conciencia con ese órgano de feria, mientras reconstruyen temas tradicionales con la ayuda del propio Beatman a la guitarra y dos pirados tamborileros como el nombrado Dan y Garage Kid, mientras Davidson se recrea en el resto de instrumentos en temas como “In the Pines” ó “ Dirty Dozen” éste último de Jelly Roll Morton con letra subversiva y que la banda hace que sea una auténtica fiesta. Los trombones suenan como anuncio de un nefasto futuro en ese tema del Reverendo titulado “Back in hell” con un comienzo que dice: “I loved that girl from the bottom of my heart,…..” . La serena y sosegada “Homeward bound” es la antítesis a la frenética “Lackie’s men” . El sonido de “Seasons of god” será escuchado con gusto por Lux y Jeffrie Lee, estén donde estén. Mientras yo, en este extraño fin de semana, vuelvo a perderme entre las notas del cello y las palabras de “Little Heart” que me producen una insólita pero placentera sensación de continuo Deja vu del que no quiero volver, aunque una voz amiga me inste a regresar de nuevo la realidad. (Oscarkotj-2010).

4 comentarios:

Snob Megalove dijo...

¿Qué dices que le pasó al Reverendo? Que lo de "la vicaría de la “legalidad” en defensa de la creatividad" no lo he entendido. :-S
Voodoo Rhythm es el putomejor sello que existe. Records to ruin any party!!!

Snob dijo...

Ah, y qué bueno el disco de King Automatic!!! Para mí el temazo es Vague Information, que me pone a cien y me recuerda a los Trio! Los otros dos nuevos lanzamientos de Voodoo Rhythm no los he escuchado todavía, a ver si asoman por los blogs!

Oscarkotj dijo...

Estimado amigo, eso es una manera de decir que los señores de autores le echaron el guante y estoy con usted en el calificativo de uno de los buenos sellos que ademas arriesgan con grupos.

Snob dijo...

¿Que le fué encima la SGAE (la versión suíza, imagino)? ¡Lo que faltaba! :(